Díaz Villanueva, de M&A, estaba en búsqueda y captura

Gowex: El auditor se estaba relajando

El juez ordenó el jueves busca y captura del auditor, que no pudo ser localizado

Díaz Villanueva dice que pasó de cobrar 27.000 euros a 300.000 el año pasado

El juez Santiago Pedraz, con traje gris, saliendo de la Audiencia Nacional.
El juez Santiago Pedraz, con traje gris, saliendo de la Audiencia Nacional.

La policía no ha podido esta semana localizar a José Antonio Díaz Villanueva, auditor de Gowex, socio de la firma M&A, imputado, porque... cuando estalló el caso de la empresa de wifi, el pasado 1 de julio, ingresó en una clínica para relajarse.

El magistrado cursó el jueves orden de busca y captura sobre Díaz Villanueva, 72 años, al no poder ser este localizado ni en sus domicilios ni a través de varios teléfonos. Según explicaron el viernes fuentes jurídicas consultadas por Efe, el auditor, que finalmente ha comparecido este viernes ante el juez, se ha justificado afirmando que cuando se publicó el informe de la firma estadounidense que hundió la cotización de Gowex, Gotham City Research, comparando la contabilidad de la compañía con la de Pescanova, acudió a un psiquiatra que le recomendó ingresar en una clínica de relajación. Y allí se encontraba cuando su abogado le informó que el juez Santiago Pedraz había ordenado su captura.

De 27.000 euros ¿a 300.000 euros?

De acuerdo a las cuentas presentadas por Gowex al Mercado Alternativo Bursátil, consultadas por este diario, la firma M&A pasó de cobrar por la auditoría anual de la empresa fundada por Jenaro García, 23.661 euros en 2009 a 65.500 euros en 2013. En 2010 recibió 33.750 euros; 39.150 euros en 2011 y 52.792 euros en 2012. El pasado año cobró 65.500 euros; en ningún ejercicio apuntó salvedad alguna sobre las cuentas de Gowex cuyo expresidente ya ha reconocido que falsificó durante años.

Sin embargo, durante su declaración, el socio de M&A dijo al juez Pedraz, según las fuentes consultadas por Efe, que comenzó cobrando 27.000 euros por su trabajo, cantidad que se disparó hasta los 300.000 euros el año pasado.

Díaz Villanueva reconoció al magistrado que no declaró estos ingresos a la Hacienda Pública y aseguró que no dispone de ningún bien, ya que todo su patrimonio está a nombre de sus cuatro hijos.

El magistrado ha dejado en libertad bajo fianza de 200.000 euros al auditor de Gowex, que deberá abonar en metálico en el plazo de 15 días. Su abogado estimó “desproporcionada por excesiva” esta cantidad, y señaló que, dada la edad de su cliente, en el caso de que tuviera que ingresar en prisión se le iban a aplicar todos los atenuantes.

Se trata de la tercera fianza que impone el magistrado en el caso Gowex. Jenaro García, que podría afrontar diez años de cárcel, debe depositar en el Juzgado 600.000 euros; el director financiero, Martínez Marugán debe hacer frente a un abono de 50.000 euros.

Solsona, en libertad sin cautelares

Javier Solsona, consejero y director corporativo de Gowex, también ha declarado el viernes como imputado. Pedraz le ha dejado en libertad sin medidas cautelares a instancias de la Fiscalía Anticorrupción atendiendo a la capacidad económica del imputado, que ha admitido que sus últimos ingresos anuales fueron de 300.000 euros, según ha informado Efe.

Solsona es el segundo mayor accionista de la compañía después de Jenaro García, con el 9,9% del capital. El ejecutivo controla esa participación a través de la sociedad Alvasebi, constituida en 2006 con el objeto social propio de una inmobiliaria, domiciliada en Málaga. Entre 2007 y 2013 la empresa ha ido ampliando capital hasta contar el año pasado con 25,9 milones de euros. En 2011, según las cuentas de Alvasebi, las últimas depositadas en Registro Mercantil, recibió una subvención del Instituto Municipal de la Vivienda de 132.578,65 euros.

El pasado año Solsona constituyó una Sicav, Lobumar Capital, que en marzo de este año contaba con un patrimonio de 4,8 millones. BBVA, gestor de la sociedad, informó el jueves a la CNMV que la firma había pasado a valorar a cero 11.055 acciones que tenía de la empresa de wifi.