Equiparación de títulos a grado y máster
El conflicto entre ingenieros técnicos y superiores se agrava

El conflicto entre ingenieros técnicos y superiores se agrava

Nuevo capítulo de la lucha entre ingenieros (conocidos como superiores) e ingenieros técnicos que han cursado sus carreras con el sistema en vigor antes de la implantación del plan Bolonia. Los primeros están presionando el Gobierno para que sus títulos sean equiparados al máster dentro del Marco español de cualificaciones para la educación superior (Meces) y, sobre todo, al nivel 7 del Marco europeo (EQF, por sus siglas en inglés); los segundos afirman que esta es “una pretensión de desvirtuar el título de graduado para dejar todo como estaba anteriormente” al plan Bolonia, según un comunicado emitido por el Instituto de Ingenieros Técnicos de España (Inite).

Los antiguos ingenieros técnicos, que tras haber cursado tres años obtendrían la homologación al actual grado (cuatro años) gracias al proyecto de real decreto de equiparación de los títulos previos al Meces –todavía a la espera del examen del Consejo de Estado– , creen que por la misma vía no se puede conceder el máster (cinco o más años) a los ingenieros superiores. “Sería un despropósito que les igualen sin pasar por la universidad”, reza la nota que acompaña el comunicado. “El referente en ingeniería en toda Europa es el grado”, asegura.

“Lo que dicen me desconcierta”, exclama por teléfono el presidente de la Federación de Asociaciones de Ingenieros Industriales (FAIIE), Luis-Manuel Tomás. “¿Cómo se puede pensar que los ingenieros superiores pre-Bolonia tenemos que volver a la universidad para obtener un máster, si tenemos un número de créditos igual o superior al que tienen los máster actualmente?”, se pregunta.

Para sustentar su tesis el Inite cita en el comunicado el respaldo de la Federación Europea de Asociaciones Nacionales de Ingeniería (Feani): ésta “acepta todo tipo de ingenieros con tres o más años de estudios académicos", es decir técnicos o superiores, "sin importar si son pre o post graduados Bolonia”. Estas afirmaciones se encuentran en una carta, firmada por el secretario general de la organización, Dirk Bochar. Tomás contesta que este hecho nada tiene que ver con que, cuando un ingeniero superior español se presenta a una oferta para un puesto de trabajo en el extranjero, se encuentra discriminado con respecto a sus compañeros europeos, porque solo se le reconoce el grado y no el máster. Argumento que, a su vez, rechazan los ingenieros técnicos, al tildarlo de “espurio”.

El conflicto entre los ingenieros técnicos y los llamados "superiores" españoles parece trasladarse a sus representaciones europeas, porque, en respuesta al comunicado del Inite, la FAIIE ha exhibido otra carta, esta vez fechada el 10 de febrero y firmada por el presidente de la Feani, Rafael Fernández Aller. En ella, se puede leer que este organismo apoya la petición de los ingenieros superiores españoles de que se les reconozcan sus títulos. “La Feani pide con urgencia al Gobierno español adaptar cuanto antes la situación de España a la realidad de los demás países”, concluye Aller en su misiva. Lo mismo que pidió a finales de 2013 la Federación Europea de Asociaciones de Consultoras en Ingeniería (EFCA, por sus siglas en inglés).

En un artículo en la revista Profesiones de mediados de 2011, cuyo título es La situación actual de la ingeniería en Europa, el entonces presidente del comité nacional español de la Feani, Juan de Dios Alférez -quien, sin embargo, se firmaba como presidente de toda la federación-, explicaba que, para paliar la falta de homologación de títulos, la federación europea de ingenieros ha implantado un sistema propio de acreditación profesional. Un “procedimiento” que define “incompleto para hacer frente a la situación profesional de todos los ingenieros en Europa”. Aun así, en este sistema, la organización adoptó las siguientes cualificaciones: “A1- bachelor (grado): ingeniero técnico; A2-máster: ingeniero; A3: Dr. (doctor) ingeniero”. Por ironía de la suerte, Alférez era también Decano del Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Madrid.