La AEB cree que la banca está "en buenas condiciones"

Los bancos que suspendan test deberán presentar en noviembre sus planes capital

Una escultura del símbolo del euro ante la sede del Banco Central Europeo. EFEArchivo
Una escultura del símbolo del euro ante la sede del Banco Central Europeo. EFE/Archivo EFE

Los bancos que suspendan la prueba de solvencia, tanto en el análisis de la calidad de los activos como en la prueba de resistencia, deberán presentar en noviembre sus planes de capital al Banco Central Europeo (BCE).

La entidad informó hoy de que llevará a cabo un dialogo de supervisión con los distintos bancos para comprobar hechos e investigar resultados parciales.

El BCE publicó más detalles de las pruebas de solvencia a los bancos europeos y del formato de cómo se darán a conocer los resultados, en la segunda mitad de octubre

Los resultados finales distinguirán entre los déficit de capital detectados en el análisis de la calidad de los activos y los que se detecten en los escenario base y adverso de la prueba de resistencia.

El BCE comunicará a los bancos los resultados definitivos poco antes de su divulgación a los mercados.

Los bancos que tengan déficit de capital deberán comunicar al BCE en noviembre sus planes de capital.

La comunicación de los resultados proporcionará más información que en otras pruebas hechas anteriormente sobre la situación del balance, la calidad de los activos y el apalancamiento de los bancos de la zona del euro, asegura el BCE.

La entidad monetaria asumirá a partir de noviembre la supervisión unificada directa de 128 bancos de la zona del euro, de ellos 16 españoles, pero antes va a hacer un ejercicio de evaluación que comprende la revisión de la calidad de los activos y una prueba de resistencia.

La prueba de solvencia a los bancos debe aportar claridad sobre su estado de salud y tranquilizar a los mercados financieros para restaurar la confianza, algo que no lograron pruebas realizadas en el pasado.

El importe total de los activos ponderados por riesgo de las carteras seleccionadas para el análisis es 3,72 billones de euros, lo que equivale al 58 % del total de activos ponderados por riesgo de todas las entidades.

Asimismo el BCE ha facilitado una actualización de los progresos realizados en la revisión de la calidad de los activos y en la prueba de resistencia.

Algunos bancos europeos ya han comenzado a ampliar capital, entre ellos, los alemanes Deutsche Bank y DZ Bank y los italianos UniCredit e Intesa Sanpaolo.

La presidenta del consejo de supervisión del mecanismo único de supervisión del BCE, Danièle Nouy, dijo que “ahora que nos acercamos al final de este estricto y riguroso ejercicio, estamos haciendo todo lo posible para preparar la buena marcha del proceso de publicación” de los resultados.

“El BCE ha sido muy transparente en su interacción con las entidades de crédito y se propone informar con el mayor detalle posible a los mercados y otros participantes sobre los progresos realizados en la evaluación global y sobre el final del proceso”, según Nouy.

El vicepresidente del BCE, Vítor Constâncio, dijo que “las entidades de crédito saben lo que esperamos y tienen tiempo para prepararse para los resultados de la evaluación global”.

“Se han realizado ya muchos esfuerzos para corregir los balances de las entidades y es alentador constatar que este trabajo continúa”, añadió el vicepresidente del BCE.

La entidad ha añadido una novedad e incorporará los resultados del análisis de la calidad de los activos para ajustar el punto de partida de la prueba de resistencia.