La Fed alerta de exceso de valoraciones

¿Por qué Yellen apunta a redes sociales y biotecnológicas como burbuja bursátil?

Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal estadounidense
Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal estadounidense

La presidenta de la Reserva Federal estadounidense (Fed, por sus siglas en inglés) está preocupada por las altas valoraciones de algunos sectores en Bolsa. En un infrecuente aviso a navegantes, Janet Yellen declaró el martes ante el Senado que las pequeñas y medianas empresas, las redes sociales y las empresas tecnológicas cotizan a unos precios particularmente elevados, lo que reaviva el temor a las burbujas en Wall Street.

El mensaje de Yellen sorprendió a los inversores.“Es algo atípico.La última vez que recuerdo a un presidente de la Fed alertando sobre los precios de algunos sectores es cuando Greenspan lo hizo con la burbuja tecnológica”, afirmaRamón Forcada, director de análisis de Bankinter.

Los expertos creen que con esta declaración Yellen ha querido prevenir los riesgos de burbujas, pues también dijo que la Bolsa y los bonos se encuentran en su media histórica. En opinión de José Luis Martínez–Campuzano, estratega de Citi para España, “el debate sobre los potenciales excesos a que puede llevar la política monetaria actual obliga a intentar limitar el riesgo sistémico que puede suponer la sobrevaloración de algunos sectores”, aunque cree que no es sencillo detectar estos excesos.

El vértigo provocado por las elevadas valoraciones de las compañías tecnológicas no es una novedad en los mercados, pues estos valores ya fueron castigados en abril por el mismo motivo. Así, Twitter cotiza con un PER (las veces que el beneficio está incluido en su cotización) sobre las estimaciones de resultados de 2015 de 165 veces; Amazon, de 115 veces; Linkedin, de 96 veces y Facebook, de 37 veces. “En el sector biotecnológico hay bastantes compañías cotizando con PER respecto a los resultados de 2015 superiores a las 40 veces”, afirma Juan José Fernández-Figares, analista de Link Securities.

Con estos precios tan exigentes, Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, considera que “si aplicamos los términos de valoración tradicionales, podríamos hablar de burbujas o por lo menos, de clara sobrevaloración en alguna de estas empresas, pero el crecimiento de estas compañías podría provocar subidas bursátiles adicionales”.

La dificultad de determinar si estás empresas están sobrevaloradas o no reside en su modelo de negocio. Borja Arribas, analista de XTB, reconoce que se ha discutido mucho sobre la valoración de estas empresas, y si serán capaces de presentar los beneficios que se estiman sobre ellas, pero cree que “siempre existirá este debate en torno a este tipo de empresas, por la dificultad que tiene su valoración, ya que gran parte de sus activos es intangible”.

Los expertos consultados observan síntomas de sobrecalentamiento en algunos valores de la Bolsa estadounidense. Forcada destaca que “en Estados Unidos, que va dos años por delante en el ciclo y lleva cuatro o cinco años en expansión con las Bolsas en máximos históricos, ha habido estrenos bursátiles a precios difíciles de explicar”. Pone como ejemplo a GoPro, empresa dedicada a fabricar cámaras para rodar deportes extremos, que debutó con un PER de 25 veces y cotiza a 50.

Aun así, hay diferencias con la burbuja tecnológica que estalló en el año 2000. “Ahora estas compañías sí ganan dinero mientras que entonces la mayoría de ellas no tenían caja para seguir operando a 12 meses vista”, aporta Fernández-Figares.

Los analistas técnicos de Renta 4 creen que el sector biotecnológico, otro de los señalados por Yellen y el más castigado en abril, seguirá corrigiendo y recomiendan invertir a la baja en fondos cotizados que se benefician de las caídas de este sector.

Montaña rusa bursátil en lo que va de año

Las dudas sobre las altas valoraciones de los sectores señalados por Yellen acompañan a los inversores durante todo 2014. En abril, el índice Russell 2000, que reúne a pequeñas y medianas compañías; el Nasdaq tecnológico, donde cotizan las redes sociales y el Nasdaq de las compañías biotecnológicas registraron una notable corrección que lastró la marcha del mercado estadounidense en la primera parte del año y reavivó el miedo a las burbujas.

El recorrido de estos índices en lo que va de año parece una etapa de montaña de una carrera ciclista con pronuncidas subidas y considerables descensos sucesivos. Así, el Russell 2000 tocó techo en marzo y desde entonces comenzó un proceso correctivo que le hizo perder un 9% hasta mediados de mayo. Este índice se repuso y recuperó todo lo perdido, pero ahora de nuevo anota caídas que en las últimas sesiones alimentan las declaraciones de Yellen.En las dos últimas semanas, este índice retrocede un 4,5%.

El Nasdaq tecnológico también cayó un 8% en menos de un mes en abril, pero ha recobrado impulso y ha regresado a máximos desde el año 2000.

Los mayores movimientos en lo que va de año se registran en el Nasdaq Biotech Index (NBI), el índice donde cotizan las empresas biotecnológicas, también presentes en el inusual aviso de Yellen ante las Cámaras de EEUU. En febrero este índice tocó máximos, pero las dudas que provocaron sus altas valoraciones llevaron a los inversores a salir despavoridos de estas empresas. ElNasdaq biotecnológico perdió un 21% desde máximos, hasta que tocó fondo a mediados de abril. Desde entonces, retomó las subidas y consiguió avanzar otro 23%. Ahora, el Nasdab biotecnológico comienza un descenso que, tras las palabras de la presidenta de la Fed, podría ser el preludio de una nueva corrección.