Revisiones y consejos ante el alquiler para evitar sorpresas

¿Viajar en coche? Consejos imprescindibles antes de arrancar

Una multitud de camiones y coches atascan la autopista A2 a su paso por Gross Munzel (Alemania). Ampliar foto
Una multitud de camiones y coches atascan la autopista A2 a su paso por Gross Munzel (Alemania). EFE

El coche es un elemento imprescindible en la mayor parte de vaaciones. Pero para evitar que haya sorpresas, conviene tener en cuenta ciertos aspectos. El primer elemento de una seguridad activa en nuestro coche es extremar las precauciones al volante, seguido de una revisión de los principales niveles y elementos del automóvil, según asegura la cadena de reparaciones francesa Midas.

 

Sistema de frenado
Es recomendable controlar el estado de las pastillas de freno cada 10.000 kilómetros. Consultelo antes de arrancar.

Detecte posibles fallos en los frenos. Los síntomas más habituales son: variación de la trayectoria al frenar, variaciones en el recorrido del pedal, falta de potencia y precisión al frenar o encendido del testigo de frenos.

Los discos de freno deben comprobarse cada vez que se cambien las pastillas y sustituirse cuando el disco esté ovalado, oxidado, arañado, presente un reborde o el espesor sea inferior al límite establecido por el fabricante. Periódicamente debe comprobarse el líquido de frenos y sustituirlo cuando la temperatura de ebullición sea inferior a la establecida por la norma.

 

Neumáticos
Es necesario revisar la presión de los neumáticos periódicamente y sustituirlos cuando la profundidad del dibujo de la goma sea inferior a 1,6 milímetros o sufra deformaciones, golpes o desgaste irregular.

Una mala alineación de las ruedas afecta al desgaste de los neumáticos y a otros elementos de la dirección y la suspensión del coche. Debe comprobarse el mantenimiento de los elementos de suspensión cada 20.000 kilómetros ya que una alineación bien reglada afecta directamente al confort y a la seguridad de los pasajeros.

 

Amortiguadores
Es recomendable realizar una verificación del estado de los amortiguadores cada 20.000 kilómetros.

Si el vehículo derrapa en los virajes, tiende a hundir la parte delantera en la frenada, tiene una mayor sensibilidad a los vientos laterales o los neumáticos están desgastados irregularmente son síntomas de desgaste de los amortiguadores.

Tubos de escape
Debe cambiarse cuando se aprecie una sonoridad anormal, presente agujeros o haya un consumo irregular. Un tubo de escape en mal estado provoca un mayor consumo además de sobrepasar los límites acústicos legales. Además, existe peligro de somnolencia al penetrar gases tóxicos en el interior del vehículo.

 

En el caso de alquiler de vehículos, la cadena de renta a car Sixt ofrece un decálogo de recomendaciones y aspectos ue hay que tener en cuenta para evitar disgustos.

 1. La edad mínima para conducir un vehículo de alquiler varía entre los 18, 21 y 25 años en función del tipo de modelo. También se exige una antigüedad en el permiso de conducción en función del tipo de coche, normalmente un año. Tenlo en cuenta a la hora de planificar tus vacaciones.

2. Es importante estar bien informado para evitar sorpresas, lee bien todo el contrato antes de firmarlo y ante cualquier duda pregunta en la oficina. Lo habitual es dejar una fianza que será devuelta al entregar el vehículo.

3. Es recomendable contratar el coche con seguro a todo riesgo para evitar pagar una reparación en caso de golpe o accidente, sobre todo si el coche que vas a alquilar es un modelo de gama alta. Dependiendo del modelo, en la tarifa se incluye el seguro obligatorio del vehículo y el complementario de responsabilidad civil, o el seguro a todo riesgo. Otra modalidad es el seguro a todo riesgo con franquicia. Por ejemplo, si optas por una franquicia de 300 euros debes saber que siempre pagarás hasta esa cantidad por una reparación, pero a partir de esa cifra será la compañía aseguradora quien se hará cargo del pago.

4. Es fundamental realizar una inspección previa del vehículo antes de salir de las oficinas de la empresa de alquiler. También comprueba que el vehículo incorpora las herramientas y accesorios obligatorios según la ley, como los triángulos de emergencia y chalecos reflectantes. Si observas cualquier desperfecto comunícaselo al responsable para que lo haga constar en el contrato.

5. Conduce el coche de forma prudente y evita aparcarlo en zonas donde puedan golpearle. También debes respetar las normas de circulación porque en caso de multa se imputarán automáticamente al conductor.

6. Recuerda que el seguro no cubrirá en caso de siniestro cuando el conductor del vehículo no es el autorizado, no está en posesión del permiso de conducción en vigor, utiliza el vehículo de forma negligente o cuando el vehículo sufra algún desperfecto por culpa del conductor o descuido ocasionado en el interior del vehículo, en el motor, en los bajos o techo.

7. Si viajas con niños, éstos deben ir correctamente sentados en un sistema de retención homologado para su peso y edad. Si no dispones de uno propio, en las oficinas de la empresa de alquiler deberían facilitarte el que se adapte a tus necesidades.

8. En caso de sufrir una avería durante el disfrute del coche, deberás actuar tal y como indica en el contrato de alquiler. Las compañías prohíben la reparación salvo expresa autorización.

9. En el momento de la devolución, hazlo en los plazos indicados para evitar cargos adicionales. Recomendamos realizar la devolución cuando las oficinas estén abiertas para que puedan verificar el estado del coche antes de la entrega y evitar problemas posteriores.

10. Si surge discrepancia con la compañía recomendamos dejar constancia del desacuerdo por escrito, solicitar una hoja de reclamaciones y acudir a una asociación de consumidores.