Recibe 492 millones menos que en 2009

Madrid denuncia que es la única región que ha perdido financiación

El Gobierno de Rajoy ya ha renunciado a poner en marcha un nuevo modelo en 2015

Madrid reclama que el Estado eleve las entregas a cuenta para las comunidades

Financiación de las comunidades autónomas Ampliar foto

Se trata ya de una vieja batalla la que libra la Comunidad de Madrid con el vigente modelo de financiación autonómico. Y no parece que el conflicto esté cerca de su fin en la medida en que el Gobierno ya ha sugerido que renuncia a su propósito de tener listo para 2015 un nuevo sistema de reparto de recursos entre las comunidades. En esta situación, la Comunidad de Madrid insiste, aunque sin respuesta desde Hacienda ni Moncloa, en que es preciso reformar ya un sistema que provoca que en 2014 la región reciba 492 millones menos que en 2009.

 El último agravio denunciado por Madrid tiene como protagonista la liquidación de 2012, que se realiza este año. Cada ejercicio, el Estado adelanta el 98% de la recaudación prevista a las comunidades autónomas y es al cabo de dos años cuando se produce la liquidación. En principio, Madrid debía recibir este mes 261,7 millones por la liquidación del año 2012, sin embargo, finalmente solo ingresará 163,4 millones. El consejero de Hacienda madrileño, Enrique Ossorio, lamentó la “desagradable sorpresa” que supone recibir menos dinero del que se había anunciado previamente, ya incluido en el Presupuesto. En cualquier caso, aseguró que ello no se traducirá en un ajuste adicional del gasto y aseguró que la región cumplirá el objetivo de déficit. Esta situación se ha producido en mayor o menor medida en todas las comunidades. En conjunto, Hacienda había comunicado a las autonomías que recibirían 4.226 millones por la liquidación del modelo de financiación y finalmente la cifra ha retrocedió hasta los 3.754 millones. Madrid aparece como la región que más recursos ha perdido, tanto en números absolutos como en términos relativos, respecto a la previsión.

Más allá del resultado de la liquidación, Ossorio destacó que Madrid es la única comunidad que sale perdiendo cuando se analiza el modelo de financiación en su conjunto. Cuando el actual sistema entró en vigor en 2009, la comunidad madrileña recibía 2.056 euros por habitante y se encontraba por encima de la media (2.024 euros por cabeza). En 2012, último ejercicio liquidado, el importe se situó en 2.032 euros per cápita en Madrid frente a los 2.161 euros de promedio. Cataluña, Murcia y Valencia son, por este orden, las comunidades que menos han visto incrementados sus recursos (ver gráfico). En el lado opuesto se sitúan Cantabria, La Rioja, Aragón y Extremadura, que son las regiones que mayores aumentos de financiación han logrado con el vigente modelo.

Ossorio destacó que precisamente esas comunidades son las que en las reuniones del Consejo de Política Fiscal y Financiera se muestran más reticentes a reformar el modelo. En cualquier caso, quien menos interés muestra hoy por cambiar el sistema de financiación es el propio Gobierno de Mariano Rajoy. Ante esta situación, Madrid reclama que se compense a las comunidades y que las entregas a cuenta incluyan el 102% de la recaudación prevista frente al 98% vigente.

A mayor recaudación, menores recursos

Para la Comunidad de Madrid es el mayor sinsentido del modelo fiscal. El consejero de Hacienda, Enrique Ossorio, denuncia que la comunidad sale perjudicada si aumenta la recaudación. Según los datos facilitados, la liquidación de 2012 reflejaba que Madrid ingresaría 347,24 millones por IRPF, IVA e impuestos especiales.

Tras realizar los ajustes del sistema de financiación –la comunidad es aportadora neta del fondo de garantía y de suficiencia y recibe recursos del fondo de competitividad–, Madrid debía recibir 261,78 millones. Finalmente, los ingresos fiscales por los grandes tributos que están en parte transferidos a las comunidades fueron mayores de los previstos y alcanzaron los 405 millones en la región. Con este resultado, los ajustes del sistema penalizan a Madrid y la comunidad recibirá 163,40 millones por la liquidación de 2012. El hecho de que la recaudación superara las estimaciones iniciales se ha traducido en menores recursos para la comunidad.

“Cuanto mejor va una región, menos recursos recibe”, señala la Consejería de Hacienda. La Comunidad de Madrid denuncia que el actual modelo de financiación resta población a Madrid. Ello es así porque el modelo no funciona con los habitantes reales, sino con la población ajustada, que tiene en cuenta variables como el envejecimiento o la dispersión. Por otra parte, la Consejería de Hacienda lamenta que el fondo de competitividad, que en principio se ideó para acercar a las comunidades en financiación por habitante, se ha articulado de tal forma que beneficia sobre todo a Cataluña o Valencia frente a Madrid.