Multando a los bancos en EE.UU: $75.000 millones y contando desde 2012

Desde el inicio de la crisis, la población exige que rueden cabezas en las instituciones financieras privadas y públicas cuyas prácticas fueron una de las causas de la burbuja inmobiliaria en EE.UU., Reino Unido, Irlanda y España.

Sabemos que la justicia es lenta, pero actua. Desde 2012, el ministerio de Justicia del gobierno de EE.UU. y fiscales de Nueva York han inculpado a diversos bancos multinacionales por prácticas como el diseño y venta de activos tóxicos (inversiones respaldadas por hipotecas impagables), ejecuciones hipotecarias ilegales, facilitar la evasión de impuestos y violar sanciones impuestas a Sudán, Irán y Cuba. Desde principios de 2012, cuatro destacados grupos bancarios de EE.UU. y dos europeos han pagado más de 75.000 millones de dólares en multas a las autoridades de EE.UU. En el caso de una reciente multa a un banco europeo, la cantidad a pagar equivale a sus beneficios anuales. Ciertamente son castigos ejemplarizantes. En muchos casos, los bancos prefieren pagar una cantidad en concepto de indemnización sin admitir su culpa.

La administración Obama y los fiscales van a continuar sus investigaciones y se aplicarán más multas. Las agencias de calificación de riesgo también son objeto de investigación, y alguna también ha pagado multas substanciales. Otros gobiernos occidentales también han llevado a cabo y continuarán investigando las prácticas ilegales de instituciones financieras. Las autoridades en EE.UU. tienen más facilidad para investigar y descubrir acciones ilegales de los grandes grupos multinacionales bancarios porque la gran mayoría de sus transacciones se ejectuan en dólares, lo cual significa que EE.UU. tiene jurisdicción sobre ellas. Algunos se quejan de que EE.UU. utiliza las multas como instrumento de su política exterior en los casos en que la justicia recae sobre bancos extranjeros. Acostumbran a ser los mismos que criticaban a las autoridades de EE.UU. por su supuesta culpa en la génesis de la crisis, o su supuesta incapacidad de reaccionar antes las prácticas ilegales o no éticas de los bancos. Algunos nunca están contentos.

Comentarios

Un articulo vacio, insulso y sin contenido... ni siquiera nombres.Un Copy-paste en toda regla sin presentar ningun tipo de analisis o conclusiones.
Normas
Entra en El País para participar