Caprichos de ida y vuelta

Los meses de verano suelen ser un buen pretexto para darse un homenaje, cometer alguna excentricidad o cumplir algún sueño

Caprichos de ida y vuelta

Jóvenes, pero maduros, viajados y viajeros, profesionales con un alto poder adquisitivo, exigentes y con estilo propio, buscan exclusividad y el mejor servicio. Son los nuevos protagonistas del turismo de lujo. Un perfil de cliente en auge que el sector ya ha identificado y mima. Este tipo de turista está dispuesto a darse un capricho y pagar por sus excentricidades. En sus escapadas se gasta una media de entre 5.000 y 10.000 euros, según la última edición del estudio sobre Tendencias de viajes de lujo de la consultora The Blueroom Proyect.

A pesar de la crisis económica, este tipo de viajero se mantiene pujante aunque ha reducido la duración de sus desplazamientos. En 2013, los turistas de lujo acortaron el tiempo medio de sus desplazamientos. El 34% de los ellos limitó sus vacaciones de dos semanas a diez días, frente al 46% que hizo lo mismo en 2012.

La Organización Mundial de Turismo (OMT) también advierte de la segmentación de la demanda y de los tipos y subtipos de viajeros, lo que obliga al sector a revisar sus estrategias y servicios para atender a otros tipos de consumidores emergentes, porque los turistas se mueven.
En 2013, un total de 1.087 millones de turistas internacionales viajaron por el mundo, un 5% más que en el año 2012, y para 2014 se prevé un nuevo crecimiento de entre el 4% y el 4,5%, superando las previsiones adelantadas por la OMT.

Al decidir sus destinos, a los viajeros de lujo les importa el valor añadido (65%), el precio (18%) y el trato especial (14%). Holandeses y alemanes son los que reservan con mayor antelación y los españoles están entre los que lo hacen con menor tiempo. Españoles son también los que muestran un mayor cambio de tendencia en la concentración de sus vacaciones. Tan solo el 46% lo hace en verano frente al 80% de hace unos años.

Tratamientos a la carta en el Algarve

El Vilalara es uno de los centros más exclusivos de talasoterapia.
El Vilalara es uno de los centros más exclusivos de talasoterapia.

MIMAR EL CUERPO. Protegido por los acantilados de la Praia das Gaivotas, con una superficie de 12 hectáreas sobre el exquisito Algarve portugués se alza el Blue & Green Vilalara Thalassa Resort, uno de centros de talasoterapia más exclusivos y sofisticados del mundo y al que acuden famosos y millonarios para hacerse una puesta a punto completa.
El Vilalara es un espacio rodeado de jardines y piscinas en el que todo está pensado para el bienestar de sus huéspedes y para que puedan disfrutar de todos sus tratamientos en el más absoluto anonimato. Desde curas para dejar de fumar, terapias anti estrés o para adelgazar hasta otras para los más vanidosos para tonificar glúteos y piernas, anticelulíticos o antienvejecimiento. Una característica del spa es que muchos de sus remedios se aplican con agua de mar para aprovechar sus propiedades curativas; todos los procesos son personalizados, a la medida de las necesidades de cada cliente y supervisados por un equipo médico.
El hotel dispone de 104 suites junior, 7 suites y 12 apartamentos, así como de seis piscinas exteriores de agua dulce o salada. El alojamiento para dos personas en una junior suite con vistas al mar cuesta desde 266 euros por noche. El hotel está muy cerca de Lagoa en la costa atlántica.

Villas exquisitas para sentirse en el Olimpo

Las villas de Agios Lazaros son las más caras de la isla.
Las villas de Agios Lazaros son las más caras de la isla.

DE FIESTA EN FIESTA. En los últimos años, la isla de Mikonos es uno de los destinos vacacionales favoritos de los turistas de todo el mundo. En los meses de verano, la población de esta pequeña isla, de apenas 7.000 habitantes, se multiplica hasta 80.000. El sol, las playas, la comida, sus espectaculares villas y la fiesta continua le han convertido en un destino cospomolita y de lo más chic al que sucumben celebrities internacionales.

La zona más exclusiva es la de Agios Lazaros, salpicada de lujosas villas, ubicadas en un entorno espectacular con vistas a la bahía y al mar Egeo.

Privacidad, diseño, confort y las más altas calidades desde 3.000 euros la noche para sentirse lo más cerca posible de los dioses del Olimpo. La mayoría están equipadas con suntuosas piscinas infinity y zona para organizar barbacoas.

Si se decide a bajar de su atalaya descubrirá una isla rocosa y árida y una preciosa capital, Jora, de pueblos blancos y estrechas calles. La isla destaca también por sus magníficas playas, en las que se dan cita las tribus turísticas más variopintas.

Entre las más populares, Platys Gialos, pequeña, tranquila y llena de restaurantes; la ruidosa Paranga con la música a todo volumen o la famosísima Super Paradise, anímadisima de día y de noche.

Un ‘riad’ de cuento para mil y una noches

El sofisticado hamman, baño árabe, del Riad Dyor.
El sofisticado hamman, baño árabe, del Riad Dyor.

CERCA DEL EDÉN Refinamiento, historia, tradición y un placer para los sentidos. Alo jarse en un riad, una casa o palacio tradicional marroquí, en la Medina de Marrakech, provoca muchas sensaciones. La primera, sentirse trasladado a otra época y estar viviendo algún pasaje de Las mil y una noches, porque en muchos de ellos la atmósfera que se crea es de cuento.

Todos los riad (edén en árabe) cuentan con un patio-jardín alrededor del cual se distribuyen las diferentes estancias y dormitorios. Naranjos, limoneros y palmeras dan sombran, refrescan y perfuman el espacio e invitan a la relajación y al recreo, pero también sirven para animar conversaciones, comer o degustar el típico té a la menta marroquí.
Uno de los establecimiento más relevantes es el Riad Dyor. Once suites de lujo, una cocina tradicional marroquí de calidad y una perfecta ubicación en el centro de la medina, a sólo cinco minutos de la animada y famosa plaza de Jemaa El Fna y de la antigua Medersa (tradicional escuela islámica) son algunas de sus peculiaridades. El hotel cuenta además con un moderno hamman, baño árabe, para deleitar a sus huéspedes con los más sofisticados tratamientos y masajes. Desde 250 euros noche en la suite árabe; otras habitaciones desde 185.

Jet privados a medida para no arruinarse

Interior de un jet privado.
Interior de un jet privado.

Vuele cuando quiera, donde quiera y con quien quiera. Sólo tiene que alquilar un avión privado o, si se lo puede costear, comprárselo. Salvo el precio, entre 30 y 40 veces el coste de un vuelo en línea regular, dependiendo del tipo de aparato y la duración del viaje, casi todo son ventajas en un jet particular. El cliente siempre manda.

La comodidad, la exclusividad, la flexibilidad de horarios y la posibilidad de aterrizar en casi cualquier aeropuerto del mundo son datos a tener en cuenta, sobre todo para asistir a acontecimientos especiales, como pueden ser las finales deportivas. Además, si se viaja en grupo, los gastos se reparten y abaratan.

POR LAS NUBES. Un jet King Air C90, en vuelo privado Madrid–París, con capacidad para entre 4 y 6 pasajeros, puede salir desde 14.600 euros con Jetbox. El precio se dispara a 33.000 si se alquila un King Air 350 con capacidad para 10 personas y vuelo más rápido. Private Fly es otra de las operadoras con presencia en España.

A vela o a motor, cada noche en un puerto

Baleares es el principal destino español en el alquiler de barcos.
Baleares es el principal destino español en el alquiler de barcos.

ENTRE OLAS. Casi todos alguna vez hemos soñado con surcar los mares a bordo de nuestro propio barco, pero la realidad es que hay que tener muchos ceros en la cuenta corriente para poder permitírselo. Al precio de compra de la embarcación hay que sumar el mantenimiento, amarre y seguro, muy por encima al de alquiler. Además, hay que valorar el uso que vamos a hacer de él y echar cuentas para valorar su rentabilidad.

Una alternativa antes de embarcarse en compras es alquilar y probar. Desde aBoatTime.es, una web de reservas de online, se puede contratar naves, con o sin patrón y/o tripulación, itinerarios y probar si la experiencia nos gusta.

La plataforma dispone de unos 600 tipos de barcos –desde veleros, a motor, catamaranes o goletas– con amarres en casi todo el Mediterráneo y el Caribe.

Alquilar un yate una semana para navegar por las islas Baleares, el principal destino en España, en temporada alta, desde 380 euros por persona y desde 370 euros por las islas Vírgenes, al este de Puerto Rico, en pleno Caribe.

Dormir en una abadía y despertar entre viñas

Las habitaciones de la Abadía Retuerta están insonorizadas.
Las habitaciones de la Abadía Retuerta están insonorizadas.

ABRIR LOS SENTIDOS. ¿Busca un lugar con encanto, exclusivo, con historia y en plena naturaleza? ¿Le gusta disfrutar de la buena mesa y de los mejores vinos? El hotel Le Domaine en la Abadía Retuerta no le defraudará.

Enclavado entre los viñedos que riega el Duero, en Sardón, cerca de Valladolid, con bodega propia que cumple veinte años, se alza está antigua abadía, una joya del siglo XII, totalmente rehabilitada con solo 18 habitaciones y tres suites cuidadas hasta el último detalle, con servicio de mayordomo e insonorizadas. Cada habitación dispone de vistas a los viñedos.

La oferta culinaria está capitaneada por Andoni Luis Aduriz, creador del restaurante Mugaritz (2 estrellas Michelin). Un fin de semana en una suite, dos dormitorios, 530 euros.

De hoyo en hoyo en tren de lujo en Escocia

El club de Royal Dornoch es uno de los principales del mundo.
El club de Royal Dornoch es uno de los principales del mundo.

Cinco días, un presupuesto de más de 6.000 euros y pasión por los palos, los hoyos y el green es prácticamente lo único que necesitará para recorrer los campos de golf más famosos de Escocia y algunos de los más importantes del mundo, a bordo del Belmond Royal Scostman, el único tren-hotel de lujo del Reino Unido.

El ferrocarril, que opera estacionalmente, ha estrenado este año este trayecto, el Golf Tour, con dos únicas salidas, la próxima el 22 de septiembre, por lo que conviene reservar pasaje con anticipación.
El recorrido empieza y termina en la estación de Waverley de Edimburgo, viaja a través de las Tierras Altas de Escocia con paradas, además de la capital, en Keith y Perth, transportando a los huéspedes desde los campos de golf de clase mundial como el Royal Dornoch o el Castle Stuart Golf hasta el lujosísimo Club de Golf de Cruden Bay (18 hoyos y par 70).
El tren está formado por nueve coches con 16 cabinas dobles y cuatro suites individuales, para un total de 36 huéspedes; ofrece un exquisito servicio personalizado en el que se cuidan todos los detalles, dispone de una excelente cocina con menús diarios para satisfacer a los paladares más exigentes y de un mirador al aire libre, único en los trenes del Reino Unido.