Se agranda la corrección en las Bolsas

IAG y la banca llevan al Ibex a caer un 1,83% en su peor sesión desde mayo

Imagen del Ibex. Ampliar foto
Imagen del Ibex. EFE

La corrección echa raíces en los parqués. La acelerada ascensión de las Bolsas en las últimas semanas, impulsada sobre todo por el giro en la política monetaria del BCE, llevó a los índices europeos hasta máximos. Ahora, las Bolsas dan síntomas de agotamiento y retroceden parte de lo que avanzaron con aquel rally. Los inversores optan con claridad por la toma de beneficios y se ponen en guardia antes de que empiece la presentación de resultados del segundo trimestre. El foco se centra en el lado empresarial y llega la cautela. El selectivo español cae a su mínimo desde mayo y se deja ya un 4,4% desde su máximo anual, alcanzado a mediados de junio. En la sesión de hoy, la peor para el Ibex desde mediados de mayo, el índice se ha dejado un 1,83% hasta los 10.689,1 puntos.

Dentro del selectivo español, ninguno de los grandes valores se ha salvado de las pérdidas. De hecho, solo dos de las 35 empresas que componen el selectivo cierran en verde. Son Enagás, que avanza un 0,81% y sigue impulsado por la nueva regulación gubernamental sobre el mercado del gas, y Viscofan, que sube un 0,17%. IAG desciende un 7,12%. La compañía se ve afectada por el aviso de incumplimiento de resultados (profit warning) de Air France para este año, que sacude con dureza a todas las aerolíneas. Otro sector con fuertes caídas es el bancario, castigado por Commerzbank. La entidad alemana podría ser sancionada con 500 millones de dólares (unos 368 millones de euros), según medios de EE UU. En el Ibex, Caixabank cae un 4,91; Sabadell, un 4,06%; Popular, un 2,9%; Bankia, un 2,62%; Bankinter, un 2,24%, BBVA, un 1,91% y Santander, un 1,73%. 

IBEX 35 6.581,60 0,11%

En el lado del denostado MAB, que ayer sufrió una auténtica debacle tras el caso Gowex, la recuperación se hace presente. Los valores que habían sido suspendidos han vuelto a los mercados, con alzas del 20% en el caso de Eurona; del 21% en el caso de Bionaturis o del 18,3% en el de Carbures.

La de hoy sido una jornada de descensos en todas las Bolsas europeas, a las que también ha acompañado Wall Street. El Dow Jones de industriales y el selectivo S&P caen un 0,7% y el Nasdaq tecnológico, un 1,4%. Los mayores números rojos del Viejo Continente se han registrado en los países de la periferia. El PSI portugués cede un 3% y el FTSE MIB italiano se deja un 2,4%. Más moderadas han sido las caídas del Dax alemán, el Cac francés y el Footsie británico, que descienden en torno a un 1,2%.

Los expertos consultados creen que el movimiento al que estamos asistiendo en los mercados es una corrección lógica e incluso saludable tras las últimas subidas. Los inversores dan un paso atrás antes de la presentación de resultados del segundo trimestre. Pablo González, consejero delegado de Abaco Capital, así lo cree y afirma que “no me sorprendería que el Ibex cayera todavía más. Además, el verano es un periodo más volátil porque con menos volumen se pueden hacer movimientos más fuertes. No veo un cambio de tendencia”.

Victoria Torre, analista de Self Bank, destaca que “los mercados no pueden subir eternamente. Después de un muy buen semestre los inversores recogen beneficios y esperan a volver a tomar posiciones en función de cómo se den los resultados empresariales”. También Iván San Félix, analista de Renta 4, cree que se está sintiendo en los mercados el temor a que decepcione la temporada de cuentas corporativas. “Los índices tenían valoraciones muy exigentes soportadas hasta ahora por el BCE y la recuperación macroeconómica, pero es posible que haya sorpresas negativas en los resultados empresariales”, aporta.

Las cuentas de las empresas hasta junio están llamadas a ser la clave que guíe la marcha de los mercados en los próximos meses. Hoy, al cierre de mercado estadounidense, se conocerán las cuentas del segundo trimestre de Alcoa, que es la encargada de romper el hielo. Desde Link Securities explican que asistimos a un “movimiento de consolidación de las alzas recientes, a la espera de conocer los resultados que presenten en las próximas semanas las cotizadas y qué esperan los gestores de las mismas sobre el devenir de sus negocios en los próximos meses”. Para González, “las expectativas de beneficios empresariales son muy buenas en Estados Unidos, no tanto en Europa, por lo que veo más margen para que haya sorpresas negativas”.

Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, afirma que "la responsabilidad de pilotar a las bolsas hacia nuevas subidas reposa casi en exclusiva sobre los índices americanos, que, por otro lado, siguen mostrando una gran resistencia a las caídas, pese a cierto mal de alturas que padecen".

Entre otras razones que explican este descenso bursátil, al margen de la corrección lógica tras los últimos ascensos bursátiles y la cautela antes de conocer los resultados empresariales, están el escándalo de Gowex, que afecta de pasada al Ibex por el daño a la credibilidad del mercado, o algunos datos macroeconómicos en Alemania peor de lo esperados. La semana tiene escasas referencias, por lo que algún mal dato puede dar pie, explican los analistas, a correcciones. Ayer no agradó un débil índice de producción industrial en aquel país y hoy ha decepcionado su balanza comercial, con una caída del 1,1% de las exportaciones en mayo.

En el mercado secundario de deuda, el interés del bono español a diez años repunta hoy hasta el 2,72%, con la prima de riesgo española en los 149 puntos básicos. El euro se aprecia levemente hasta los 1,361 dólares.