La medida beneficia a la banca alemana

Las entidades pequeñas pagarán un fijo al nuevo FROB de la zona euro

Luis de Guindos y su homólogo el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble
Luis de Guindos y su homólogo el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble

Las entidades financieras cuyos activos no excedan los 1.000 millones de euros o cuyo pasivo (descontados los fondos propios y los depósitos cubiertos) no supere los 300 millones de euros disfrutarán de una tarifa plana en su contribución al fondo de resolución bancaria de la zona euro, según el principio de acuerdo al que ha tenido acceso CincoDias. Los bancos que superen esos umbral deberán aportar en función de su volumen de activos, de su pasivo y del perfil del riesgo.

Fuentes del sector consideran que tanto la división en dos categorías como el umbral fijado para definirlas responden a los intereses de Alemania, un país con un mercado financiero muy fragmentado en el que operan centenares de pequeñas entidades regionales y locales.
A partir de 2016, el fondo de resolución de la zona euro se encargará de financiar la reestructuración o liquidación de las entidades que atraviesen dificultades. La dotación del fondo estimada ascenderá en 2024 a 55.000 millones de euros, con una aportación anual de unos 6.800 millones de euros a cargo de las 6.000 entidades participantes.

Los criterios para el reparto por entidad de esa carga se debatirán el martes en el Ecofin (consejo de ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin). Y la Comisión Europea espera aprobarlos en septiembre, justo a tiempo para el arranque en 2015 de las aportaciones de los bancos.
A falta de la decisión final, todo indica que, como ya hiciera con los tests de estrés, Alemania se garantizará que la unión bancaria se hace a la medida de su sector financiero y, en particular, de sus bancos regionales (más de 160), sus cajas de ahorro (más de 430) y sus entidades cooperativas (un millar).

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ya logró excluir a la mayoría de esas entidades de la supervisión directa del Banco Central Europeo, que a finales de año se convertirá en el nuevo Mecanismo Único de Supervisión. La supervisión del BCE solo atañe a 130 bancos con más de 30.000 millones de euros en activos.

España hace oficial el reembolso del rescate

España ya ha hecho oficial su petición de reembolso adelantado de una parte del rescate la banca. La solicitud se cursó el pasado 26 de junio y debe ser aprobada por el consejo de administración del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que podría reunirse hoy en Bruselas. Fuentes oficiales dan por descontado el visto bueno de ese organismo, aunque consideran que no se producirá en la cita de hoy, aun no confirmada.
Tras la aprobación formal, España devolverá al MEDE 1.300 milones de euros de un préstamo total de 41.300 millones de euros. Aunque la madurez media prevista del préstamo eran 12 años y medio, la devolución no causa ningún perjuicio económico al MEDE porque se cubrió con emisiones a corto plazo (de seis y 12 meses) que se dejarán de renovar en cuanto España proceda a la devolución.