Los usuarios potenciales, casi 16 millones, rechazan esta modalidad

Las ofertas anuales de luz fracasan con apenas un centenar de contratos

Las ofertas anuales de luz fracasan con apenas un centenar de contratos

El 1 de abril entró en vigor el nuevo sistema de precios eléctricos (PVPC)que las cinco comercializadoras de referencia (las que suministran con precio regulado y son propiedad de Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP y Eon) deben aplicar al pequeño consumidor. Al tratarse de precios por horas ligados al mercado diario, el ministerio entendió que estos podrían estar sometidos a una alta volatilidad y para contrarrestarla estableció una modalidad de precio fijo anual que las compañías debían ofrecer a sus clientes. Algo que el sector consideró contra natura, por ser un precio libre de las comercializadoras del mercado regulado.

Estas ofertas anuales (que no rebajas) crearon unas expectativas que no se cumplieron y la propia CNMC, que las publicó por primera vez a finales de abril y las revisa cada mes, advirtió que eran más caras que las que ofrecen las comercializadoras libres (tanto las filiales correspondientes de los grandes grupos eléctricos como las independientes).

Los expertos ya advirtieron que la mal llamada tarifa plana eléctrica (no lo es porque no se trata de un precio cerrado al margen del consumo o para un consumo determinado, como en telefonía) resultaría “un fracaso total”. Y, dos meses después, así lo corroboran los datos. La principal comercializadora, Endesa, ha firmado tan solo 57 contratos. Además -señala-, el interés mostrado por los usuarios ha sido mínimo, lo cual queda probado en que apenas ha recibido un centenar de llamadas semanales interesándose por estas ofertas. Por su parte, una de las dos pequeñas del mercado, EDP, dice el número de contratos de este tipo que ha firmados “es insignificante” y se cuentan con los dedos de una mano, algo lógico dado que el mercado libre ofrece mejores ofertas.

Fuentes de Gas Natural Fenosa opinan que aún es pronto para evaluar la situación, pues no todos los clientes han recibido la carta informativa con las nuevas modalidades de precios, ya que la norma obliga a remitirlas en la primera factura, por lo que el proceso será lento. En su caso, han sido “muy pocos”, también varias decenas. Cifra similar a la de Iberdrola, que no ha querido precisarla. El resultado contrasta con los potenciales clientes: los 16 millones que tienen PVPC.

Motivos de un fracaso

El fracaso se atribuye a la confusión que se ha generado con tantos tipos de precios; a la evidencia de que estos son más caros y al nulo interés de las empresas en mantener clientes regulados. De hecho, los escasos contratos que se han firmado son más bien producto del empecinamiento del cliente, según fuentes empresariales, ya que la comercializadoras dicen sentirse obligadas a aclarar a quien pide información que son más caros y que hay otros mejores en el mercado libre. Aun con todo, en alguna eléctrica temen que Industria les culpe del fracaso de una medida que aprobó sin consultar y tome represalias.

El ministerio era consciente de que los precios fijos anuales serían más caros, pues para ofrecer un suministro a un año vista, las compañías deben contratar las correspondientes coberturas de riesgo. Viene a ser como resucitar las viejas subastas Cesur que el Gobierno eliminó, precisamente, el pasado mes de diciembre para evitar que los usuarios pagasen una prima excesiva por recibir un precio garantizado por periodos trimestrales.

 

Los nuevos PVPC se aplican desde el 1 de julio

Aunque el nuevo sistema de precios de venta al pequeño consumidor (PVPC o antigua TUR) entró en vigor el 1 de abril, las compañías disponían de un periodo transitorio hasta el 1 de julio para aplicarlo realmente, aunque antes de finales de agosto deben regularizar la situación de los usuarios.

Desde el 1 de abril a estos se les ha cobrado el precio intervenido por el Gobierno en el primer trimestre, 48,48 euros MW, pero a cuenta del nuevo mecanismo de precios horarios, que se determinan mediante unos perfiles que elabora REE. No obstante, Eon decidió no agotar el periodo transitorio y comenzó a aplicar el nuevo sistema a medidados de abril. Gas Natural Fenosa e Iberdrola lo hicieron apenas una semana antes de que se acabara.

Dado que el precio medio del mercado con el que se elaboran dichos perfiles está por debajo de aquel, el propio ministro de Industria, José Manuel Soria, augura una regularización favorable a los consumidores, tal como ocurrió en el primer trimestre.