De la Serna no se presentó a una citación por estafa

Un juzgado de Benidorm decreta la detención del promotor del In Tempo

Particulares que compraron vivienda en el rascacielos no recibieron avales bancarios

José Ignacio de la Serna explica que tiene una grave enfermedad y las oficinas cerradas

El rascacielos In Tempo, en Benidorm.
El rascacielos In Tempo, en Benidorm.

En un auto fechado el pasado día 10 de junio el juzgado de instrucción número cuatro de Benidorm decretó la detención de José Ignacio de la Serna, principal promotor del In Tempo, el rascacielos de Benidorm, el mayor edificio residencial de Europa.

“El imputado José Ignacio de la Serna de la Garma no ha comparecido al llamamiento judicial que se le ha efectuado, pese a constar su citación en legal forma”, dice el auto de la magistrada Patricia Romero Fernández, al que ha accedido este diario. “No habiendo justificado el imputado en modo alguno su incomparecencia, procede, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 487 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, ordenar su detención”, añade el auto, que en su parte dispositiva decreta “la detención de José Ignacio de la Serna de la Garma y su puesta a disposición de este juzgado en horas de audiencia a fin de recibir declaración en calidad de imputado en la forma interesada en esta causa, oficiándose a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para que dé cumplimiento a tal orden”.

La imputación de De la Serna por presunto delito de estafa responde a una denuncia presentada por particulares que acordaron en 2007 la compra de una vivienda en el In Tempo. Dichos compradores “comenzaron a pagar trimestralmente cuotas desde 2007 hasta 2012 bajo el compromiso de la promotora y por contrato que las cantidades entregadas se garantizaban mediante avales bancarios”, explica Jorge Orts Garreta, abogado de los particulares con el que contactó ayer este diario. “Los compradores no recibieron nunca dichos avales; en 2010 los solicitamos cuando ya se habían entregado más de 80.000 euros, nos dijeron que se darían, pero en 2012, cuando ya se habían pagado más de 120.000 euros, los avales no llegaban y decidimos presentar denuncia por estafa y por apropiación indebida”.

A la vista celebrada el pasado mes de abril por la denuncia presentada, contra los tres promotores del In Tempo –además de De la Serna, el empresario inmobiliario Ignacio Bononat y el empresario hostelero Juan Fuster–, “sólo acudió Bononat", recuerda Jorge Orts Garreta. El empresario inmobiliario, autor de varias promociones inmobiliarias en Benidorm, explicó a la juez que el dinero entregado por los compradores de vivienda “se metían en la construcción del edificio y que realmente no existían avales bancarios porque en la negociación con los bancos no se logró que accedieran a entregar esos avales”, recuerda Orts Garreta.

José Ignacio de la Serna, principal promotor del In Tempo, en una imagen de 2011.
José Ignacio de la Serna, principal promotor del In Tempo, en una imagen de 2011.

De acuerdo a fuentes conocedoras del proceso, tanto Bononat como Fuster hace años que no participan en la gestión y administración de la promotora del In Tempo, Olga Urbana, controlada por José Ignacio de la Serna.

Este diario pudo hablar ayer por teléfono con José Ignacio de la Serna. El principal promotor del In Tempo explicó que sufre un cáncer terminal y que tiene las oficinas de su empresa cerradas, razones por las cuales, dijo, no ha podido recibir la notificación judicial y tampoco podría trasladarse al juzgado.

El In Tempo comenzó a construirse en el año 2006. En la actualidad el rascacielos, de 200 metros de altura, se ha convertido en un símbolo de Benidorm; su construcción está prácticamente terminada, a falta de urbanizar el perímetro.

Los promotores del rascacielos lograron un crédito de 96 millones de euros otorgado por Caixa Galicia para la compra de los terrenos y la edificación del inmueble, y aportaron otros siete millones de euros. En 2012 Sareb se hizo cargo de la deuda del In Tempo.