Erik Peterson, director del Global Business Policy Council de A. T. Kearney

“300 grandes inversores tienen interés en España”

El director del Global Business Policy Council y socio de A. T. Kearney, Erik Peterson.
El director del Global Business Policy Council y socio de A. T. Kearney, Erik Peterson.

El socio de A. T. Kearney visita España con motivo del 25 aniversario de la consultora en España. Esta noche, se celebra un evento en el museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, al que asistirá el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, entre otras personalidades.

Pregunta. ¿Qué supone para A. T. Kearney su 25 aniversario en España?
Respuesta. Nuestra firma es global, tiene presencia en toda Europa y España es un orgullo para A. T. Kearney. Esta es la primera vez que visito nuestras oficinas en España, ya que soy relativamente nuevo en la firma, y la verdad es que estoy muy impresionado con lo que veo aquí. Además, este es un momento muy ilusionante porque, después de un periodo difícil, puedo asegurar que las cosas mejorarán. España está doblando la esquina de la recuperación.

"Nuestra intención es que determinadas pymes agroalimentarias se conviertan en el vivero del mundo para productos de alta calidad”

P. ¿Qué balance haría de la labor de la firma en España?
R. A. T. Kearney ha estado dando apoyo a la economía real, que es la única manera de que un país tenga éxito. Nosotros seguiremos trabajando para ayudar a estos actores a convertirse en firmas globales. Tenemos ejemplos de grandes empresas, pero también de pymes dedicadas a la agroalimentación, –que han crecido, han creado empleo y se han convertido en internacionales (algo que se puede comprobar en el informe que hemos realizado con el Círculo de Empresarios)–, que queremos que se conviertan en el vivero del mundo para productos de alta calidad, y de pymes de los sectores sociosanitario y de entretenimiento. También, hemos sido cómplices de los diferentes gobiernos.

P. Su discurso de esta noche lleva por título España: Trayectoria de crecimiento renovado, ¿qué nos puede avanzar?
R. En primer lugar, hablaré de los principales cambios de estos 25 años a nivel geopolítico, económico, social, tecnológico y demográfico. A continuación, analizaré la coyuntura económica, ya que, después de la crisis, se ve un inicio de actividad económica en EE UU, así como el potencial de Europa. Después, hablaré de España, que ha tenido un primer trimestre muy sólido y muestra señales de mejora, por lo que seré cautelosamente positivo. Hay 300 grandes inversores que demuestran interés por España –el país número seis en nuestro índice de confianza, que se está posicionando gracias a su innovación y su productividad–. Por último, explicaré cómo se plantea el futuro para los negocios, ya que se intensificarán los cambios en cuanto al manejo de información en redes sociales, tecnología (como la impresión en 3D), geopolítica –hay que tener en cuenta los conflictos en Crimea e Irak–, y las perspectivas de futuro.

P. El nivel de confianza de los inversores en Europa es alto, ¿seguirá creciendo?
R. Ahora hay algunas incertidumbres (nos preguntamos qué pasará con la situación energética en Rusia, por ejemplo), pero, si nos fijamos en las principales variables macroeconómicas, la evidencia sugiere que la recuperación será más rápida de lo que estaba previsto. Además, la tecnología y el talento son activos clave en el continente. Es muy importante que España siga con sus buenos niveles de innovación, talento y productividad.

Reuniones de alto nivel para consejeros delegados

El responsable de Global Business Policy Council ha vuelto de Cartagena de Indias (Colombia), donde A. T. Kearney ha celebrado la 25 edición del evento CEORetreat, para consejeros delegados. En este foro, que cada vez se celebra en un país diferente, se reúnen “pensadores de muy alta calidad procedentes de todas las partes del mundo”, en palabras de Peterson, con el objetivo de hablar sobre cómo negociar con los clientes y afrontar los principales temas “en el horizonte de los negocios”. A este encuentro, acudieron figuras relevantes a nivel global, como por ejemplo el reelecto presidente del Gobierno de Colombia, Juan Manuel Santos. Peterson explica que la idea principal de estas reuniones de dos días es ayudar a los líderes empresariales a reflexionar sobre “aquellas cuestiones empresariales para las que no disponen de tiempo en su día a día”, como por ejemplo “cuáles son los principales cambios en la economía mundial, la población o los hábitos de consumo”. A diferencia de un foro como el de Davos, “limitamos deliberadamente la participación –alrededor de 55 consejeros delegados procedentes de una veintena de países–, así que la reunión es muy personalizada”. Peterson espera poder celebrar próximas ediciones de este evento en España.