La evolución de las cuentas públicas

Los ayuntamientos pedirán elevar el techo de gasto

El presidente de la FEMP, Íñigo de la Serna
El presidente de la FEMP, Íñigo de la Serna

El déficit público solo se desvió una décima con respecto al objetivo pactado con Bruselas (6,5%) en 2013. Estado, Seguridad Social y autonomías cerraron con números rojos y la única administración que logró cerrar sus cuentas con superávit fue la municipal, con un 0,4% de PIB. Fue el propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el que ensalzó el buen hacer de los ayuntamientos, que en dos años lograron pasar de un déficit de cuatro décimas a un superávit de cuatro décimas.

Y ahora quieren obtener alguna contraprestación por su buena gestión. Así se lo comunicarán el miércoles por la tarde al ministro de Hacienda y al secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, en la reunión del Consejo Nacional de la Administración Local, en la que solicitarán elevar el techo de gasto (la cantidad máxima que pueden gastar en sus presupuestos anuales) para compensar la reducción de la inversión y de la recaudación tributaria.

Los representantes municipales también trasladarán a Montoro la posibilidad, al igual que se le ofrece a las comunidades autónomas, de que puedan "sustituir” las actuales operaciones de préstamo por otras en mejores condiciones financieras disponibles en otros mercados. A primeros de mayo, Hacienda optó por bajar en 140 puntos básicos el tipo de interés que pagaban los consistorios para devolver el crédito ligado al plan de pago a proveedores e incluso concedió 10 años más a los ayuntamientos más dañados (con mayor carga de déficit y de deuda) para devolver esos préstamos.