Breakingviews

No hay crisis del petróleo a la vista

La continua violencia en Irak parece precursora de una fuerte reducción en el séptimo mayor productor global de petróleo. Pero el grueso de su producción sigue siendo seguro. A pesar de la inestabilidad, una fuerte subida del precio del petróleo parece poco probable.

Los yacimientos de petróleo que representan alrededor del 90% de la producción de Irak están en el sur todavía pacífico del país, lejos de las zonas de conflicto. La seguridad en los campos petrolíferos es alta y, recientemente, se ha incrementado. La evacuación del personal no esencial por parte de BP y otros operadores extranjeros no es una amenaza inmediata a la producción, ya que estos grandes campos son atendidos principalmente por personas locales. Las exportaciones están cerca de niveles record en junio, según fuentes de Reuters.

Por supuesto, el precio del petróleo subiría si las exportaciones iraquíes desaparecieran por completo. Un conflicto iraquí que se extendiera a los bastiones chiítas del sur podría provocar problemas en otros productores de la región. La producción iraquí actual es de 3,4 millones de barriles de petróleo al día, de los cuales 2,7 millones se exportan. No es probable que haya suficiente capacidad extra en otras partes para compensar sin problemas si la oferta cayera repentinamente. Arabia Saudí acapara el 80% de esta capacidad, según estimaciones de la Agencia Internacional de la Energía.

El riesgo es que la inestabilidad podría desalentar inversión futura de las compañías petroleras. La previsión de la AIE de que Irak suministrará un 60% del incremento de la producción de la OPEP para el resto de la década se hizo en tiempos menos volátiles. Pero por ahora, parece que la evaluación que ha realizado el mercado de la situación es adecuada. El precio del barril de Brent ha bajado de su máximo en nueve meses de 115 dólares. Ayer cotizaba a unos 114 dólares por barril, un 4% por encima del nivel previo a la insurgencia. La violencia iraquí no amenaza aún la estabilidad del mercado del petróleo mundial.