La compra se realizará por 12.350 millones de euros

El Consejo de Alstom da su visto bueno a la oferta de General Electric

El presidente del grupo industrial francés Alstom, Patrick Kron, ofrece una rueda de prensa en la que presentó los resultados del último ejercicio fiscal en la sede de la compañía de Levallois Perret, cerca de París (Francia).
El presidente del grupo industrial francés Alstom, Patrick Kron, ofrece una rueda de prensa en la que presentó los resultados del último ejercicio fiscal en la sede de la compañía de Levallois Perret, cerca de París (Francia). EFE

El Consejo de Administración de Alstom se ha pronunciado a favor de la oferta que recibió el pasado viernes de General Electric (GE) para la adquisición de sus actividades de energía y transmisión de electricidad por 12.350 millones de euros, lo que representa un valor de empresa de 11.400 millones de euros.

Según ha explicado la empresa, esta decisión se ha tomado por unanimidad tras el estudio profundo de los proyectos presentados --también recibieron oferta de Siemens y Mitsubishi Heavy Industries (MHI)--.

Los miembros del consejo se han mostrado “satisfechos” por el diálogo constructivo mantenido con el Estado francés que, finalmente, ha concluido en una propuesta industrial que “no solamente satisface los intereses de Alstom y de sus partes interesadas, sino que también ofrece una respuesta adecuada a las preocupaciones expresadas por el Gobierno francés”.

GE ha propuesto la adquisición de las actividades de energía de Alstom, que comprenden los negocios de energía térmica (Alstom Thermal Power), energía renovable (Alstom Renewable Power) y redes de electricidad (Alstom Grid), junto con los servicios corporativos y compartidos.

De acuerdo con las condiciones de la oferta actualizada, tras completar la operación de compra de las actividades de energía de Alstom, GE y Alstom crearían sendas 'joint ventures' en el campo de las redes de electricidad y energías renovables.

En lo que se refiere a las redes de electricidad, Alstom y GE tendrían una participación del 50% cada uno en una empresa conjunta que agruparía las actividades globales de Alstom Grid y de GE Digital Energy. Alstom y GE tendrían igualmente el 50% cada una de la empresa conjunta dedicada a las energías renovables, que comprendería las actividades de energía eólica off-shore y energía hidroeléctrica de Alstom.

Asimismo, Alstom y GE crearían una alianza 50/50 para el desarrollo de las actividades nucleares a nivel mundial y las actividades de vapor en Francia. Incluirían tanto la fabricación y el mantenimiento de las turbinas “Arabelle” para las centrales nucleares, así como las turbinas de vapor de Alstom y su mantenimiento en el mercado francés.

El Estado francés dispondría, además, de una acción preferente que le otorgaría el derecho de veto y otros derechos de vigilancia específicos en temas relacionados con la seguridad y la tecnología para las centrales nucleares en Francia.

La inversión de Alstom en estas alianzas relacionadas con las actividades de energía ha sido valorada en 2.500 millones de euros, asumiendo que estas 'joint ventures' se crearan sin deuda previa. Los términos de estas alianzas incluyen los acuerdos con los accionistas, en conformidad con sus derechos habituales de gobierno y liquidez.

Finalmente, GE propone la creación de una alianza global en el sector ferroviario, que incluye la venta a Alstom por parte de GE del 100% de su actividad de señalización (con una cifra de negocio de alrededor de 500 millones de dólares en 2013 y 1.200 trabajadores), y la firma de una serie de acuerdos de cooperación relacionados con los servicios para las locomotoras de GE fuera de Estados Unidos, las actividades de I+D, compras, fabricación y apoyo comercial en Estados Unidos.

Oferta equilibrada y favorable

El comité de dirección independiente ha examinado el proyecto de GE, con el apoyo de los servicios jurídicos y financieros. El experto financiero encargado de asesorar al Consejo de Administración ha concluido que la oferta de GE es equilibrada desde un punto de vista financiero.

El asesor legal ha concluido que la oferta de GE parece, desde un punto de vista legal, favorable para la compañía, especialmente por el hecho de que ofrece un precio fijo y definitivo de adquisición, sin necesidad garantías por parte del comprador. Considera también que las revisiones propuestas satisfacen de manera adecuada las preocupaciones expresadas por el Estado francés.

Esta propuesta mejoraba las realizadas por Siemens y MHI. La primera, sugería adquirir las actividades de gas de Alstom por un precio de compra de 4.300 millones de euros, con una mejora de 400 millones de euros sobre la oferta inicial, mientras que la segunda adquiriría por 3.900 millones de euros el 40% de una única sociedad holding creada para agrupar las actividades de vapor, redes de electricidad y energía hidroeléctrica de Alstom.

Próximos pasos

La conclusión de esta operación está subordinada al desarrollo de los procesos de información y consulta con los representantes de los trabajadores, a la aprobación por parta de las autoridades de la competencia y a la obtención del resto de las autorizaciones reglamentarias, incluidas las relacionadas con el decreto del Gobierno francés relativo a las inversiones extranjeras.

En conformidad con las recomendaciones del código AFEP-Medef, la decisión final será sometida a votación por parte de los accionistas. Si el proyecto se aprueba y completa, Alstom se concentraría en sus actividades en el campo del transporte ferroviario y en sus alianzas con GE en las actividades energéticas.

Además, Alstom usaría los ingresos resultantes de la transacción para fortalecer el negocio ferroviario, invertir en las alianzas energéticas, cancelar la deuda y devolver liquidez a sus accionistas.

El presidente de Alstom, Patrick Kron, ha señalado que “la combinación de las actividades complementarias de energía de Alstom y GE crearían una sociedad más fuerte y competitiva, mejor posicionada para servir a los clientes a nivel global, contribuir al empleo y a la innovación tecnológica”.