Primer acto oficial de los nuevos Reyes de España

Felipe VI ensalza a las víctimas del terrorismo por no tener deseos de venganza

El abogado Jaime Alfonsín sustituirá a Rafael Spottorno al frente de la Casa del Rey

Los reyes Felipe IV y Letizia, junto al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz (4iz) y los representantes de una veintena de asociaciones y fundaciones de víctimas del terrorismo, posan al inico de su primer acto oficial como Reyes de España, en un encuentro celebrado en el madrileño Palacio de Zurbano.
Los reyes Felipe IV y Letizia, junto al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz (4iz) y los representantes de una veintena de asociaciones y fundaciones de víctimas del terrorismo, posan al inico de su primer acto oficial como Reyes de España, en un encuentro celebrado en el madrileño Palacio de Zurbano. EFE

El Rey Felipe VI ha dicho hoy a las víctimas del terrorismo que las admira por su superación personal y fortaleza moral y por no guardar deseos de venganza, al tiempo que ha garantizado que la Reina Letizia y él siempre estarán a su lado y nunca olvidarán su sufrimiento y dolor.

Don Felipe y doña Letizia han dedicado esta mañana su primer acto oficial como Reyes de España a expresar su apoyo a más de cuarenta representantes de las asociaciones y fundaciones de víctimas del terrorismo, en un encuentro celebrado en el madrileño Palacio de Zurbano durante más de una hora y al que ha asistido el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

Familiares y víctimas de ETA, GRAPO, los atentados del 11M y la violencia terrorista en Irak y Afganistán han compartido esta mañana una conversación distendida con don Felipe y doña Letizia en la que unos y otros les han trasladado numerosas peticiones y todos han agradecido el gesto de recibirles nada más acceder al trono y el cariño que les han dispensado en una reunión emotiva y entrañable.

Tras saludarles uno a uno, los Reyes han posado en los jardines con sus invitados y han guardado junto a ellos un minuto de silencio en memoria de todos los que han perdido su vida por la violencia terrorista, para reunirse a continuación en un encuentro a puerta cerrada, que don Felipe ha abierto con un breve mensaje.

Sus palabras han recordado las que pronunció el pasado jueves en su discurso de proclamación como Rey en el Congreso y, en ellas, ha reafirmado su afecto, su inmenso respeto por quienes sufrieron o perdieron la vida en defensa de la libertad de todos, su compromiso de no olvidar la memoria de las víctimas y la importancia de la victoria del Estado de Derecho como reconocimiento a su dignidad.

Ya en tono más distendido e informal, ha pedido perdón a todos por convocarles un sábado y en medio de un “puente” y, al igual que doña Letizia, ha empezado a recibir palabras de agradecimiento y peticiones de ayuda de los representantes de distintos colectivos y de quienes han acudido a título individual, entre ellos familiares de víctimas caídas en actos terroristas de diferentes épocas, dentro y fuera de España.

Cambios en la Casa Real

Por otra parte, ya se han conocido los primeros cambios en la Casa Real. Felipe VI relevará esta semana al jefe de la Casa del Rey, el veterano diplomático Rafael Spottorno, en el primero de los cambios que introducirá en el órgano que le sirve de apoyo en el desempeño de sus funciones constitucionales, han informado fuentes del Palacio de la Zarzuela.

Spottorno dirige la Casa del Rey desde septiembre de 2011, apenas dos meses antes de que adquiriese notoriedad pública la investigación judicial en torno a los negocios de Iñaki Urdangarin con el registro judicial de las sedes de varias empresas vinculadas a él y a su socio Diego Torres. El diplomático es un viejo conocido de la institución, donde trabajó como secretario general entre 1993 y 2002.

A él le ha tocado lidiar con todo el 'caso Nóos', cuyo largo sumario ha llegado a calificar de “martirio”, por las continuas informaciones que en los medios de publicación se han publicado en los últimos tres años. Y él fue también quien, en una reunión con la prensa en diciembre de ese mismo año, anunció que Urdangarin quedaba apartado de la agenda de la Familia Real por su comportamiento “no ejemplar”.

En aquel encuentro Spottorno también dejó entrever que la Casa no iba a contar tampoco con la Infanta Cristina, aunque en su caso, solo respondió con un “ya veremos” cuando los periodistas le preguntaron si la hija menor del monarca seguiría participando de la agenda oficial. Lo cierto es que desde ese mismo momento ella también quedó apartada de facto de los actos oficiales.

A Spottorno también le ha tocado preparar la transición que ha culminado con la abdicación del Rey Juan Carlos I y la proclamación de Felipe VI que, según fuentes de la Casa, se ha hecho “con la dignidad” que se merece un país como España.

Jaime Alfonsín, el sustituto

A Spottorno le relevará el abogado del Estado Jaime Alfonsín,*quien ha trabajado los últimos 20 años en la institución, al frente de la Secretaría del Príncipe de Asturias, por lo que es un hombre de su absoluta confianza.

Nacido en Lugo en 1956, renunció a una prometedora carrera en la empresa privada para dirigir en 1995 una secretaría de nueva creación dentro de la Casa del Rey que se encargaría de organizar las actividades del Príncipe de Asturias, a partir del momento en que el Heredero de la Corona regresó a Madrid tras haber completado su formación con un máster en relaciones internacionales por la Universidad de Georgetown (EEUU).

Justo antes de incorporarse al equipo de la Casa del Rey, Alfonsín trabajaba en el prestigioso despacho de abogados Uría y Menéndez, y antes, fue secretario general y director de la Asesoría Jurídica del banco Barclays. De haberse mantenido en la empresa privada, Alfonsín tendría un sueldo mucho más alto que el que recibe como alto cargo de la Casa del Rey, señalan en su entorno.