Breakingviews

El reto de la consolidación

TSB es el banco menos cuestionado de las llamadas entidades “aspirantes” de Reino Unido. El banco que recientemente ha salido a bolsa quiere incrementar la floja rentabilidad con el aumento gradual de los préstamos hipotecarios. Perseguir el crecimiento apresuradamente puede ser arriesgado, pero la lógica es sólida. Unos mayores tipos de interés y el fortalecimiento de la economía deberían compensar en última instancia cualquier movimiento regulatorio para enfriar el mercado inmobiliario.

La banca minorista británica está dominada por seis grandes jugadores con cerca de dos tercios de todos los depósitos y préstamos: Lloyds, HSBC, Barclays, Royal Bank of Scotland, Santander UK y Nationwide. Sin embargo, los bancos como TSB tienen un favorable viento político a sus espaldas.

TSB tiene claras ventajas. Sus 631 ramas representan una red mucho mayor que la de Co-op, Virgin Money y Metro Bank combinados. La calle sigue siendo importante para las hipotecas: más de la mitad de los encuestados por YouGov aseguran que prefieren acordarla en persona. Mientras tanto, los bancos como Aldermore, Shawbrook y Trust Secure conllevan un mayor riesgo monolínea que TSB. Y aunque otros tienen nuevas y alegres plataformas tecnológicas, Lloyds se ha comprometido a entregar 450 millones de libras a TSB para su propio desarrollo.

Lloyds entregará a TSB 450 millones de libras que lo podrían colocar en centro de futuras operaciones

Esa dote podría colocar a TSB en el centro de futuras fusiones y adquisiciones. Los bancos “aspirantes” se enfrentarán a presiones para consolidarse por dos razones. En primer lugar, a medida que se conviertan en sociedades cotizadas serán sometidos al escrutinio de los mercados públicos, lo que aumenta las presiones competitivas. En segundo, a los grandes bancos se les permite utilizar sus propios modelos de riesgo, por lo general más favorecedores, para calcular sus necesidades de capital.

En cuanto a TSB, sus atractivos a largo plazo se reflejan en que la recepción de los inversores ha sido mejor de lo esperado en su salida a bolsa. Pero, al igual que otros bancos “aspirantes” ,TSB podría tener que fortalecerse a través de la consolidación.