Las tensiones en Irak y Ucrania impulsan el petróleo y el oro

El resurgir de las materias primas

Las perspectivas de una recuperación en EE UU y China apoyarán los precios de las materias primas.
Las perspectivas de una recuperación en EE UU y China apoyarán los precios de las materias primas.

Las materias primas vuelven a reunir los ingredientes adecuados para despertar el apetito de los inversores. Apoyadas en la mejora de la economía de Estados Unidos y en las perspectivas de una menor desaceleración en China, el gran consumidor de productos básicos, las commodities ganan de nuevo atractivo.

Tras varios años de corrección -en los que los precios no han hecho sino reflejar el frenazo económico del gigante asiático-, los expertos sostienen que se están dando las condiciones para que las materias primas tomen impulso, de la mano de una mayor actividad económica.

Según Pioneer Investments, este tipo de activos dependen mucho de la buena salud económica de China, por lo que “la recuperación del mundo occidental por sí sola únicamente ayudaría a mantener las cotizaciones actuales”. Pero todo apunta a que los países emergentes y China tienden hacia la estabilización, gracias a la actuación de sus bancos centrales y al espaldarazo de los estímulos puestos en marcha por el gobierno de Pekín. Así, “las commodities están en camino de mostrar el primer desempeño positivo en cuatro años”, considera Ole S. Hansen, analista senior de materias primas de Saxo Bank.

“El mercado de materias primas está muy infravalorado tras acusar en los últimos tres años el ajuste económico chino y las perspectivas de alta oferta. Pero el mercado es cíclico y la recuperación en EE UU será un factor clave para la economía global que también apoyará los precios de las materias primas”, asegura Nicholas Brooks, responsable de análisis y estrategia de inversión en ETF Securities.

La firma expone en un reciente informe que las commodities ofrecieron rentabilidades negativas del 9,4% en 2011, del 1,3% en 2012 y del 8,3% en 2013. Pero Brooks ve otra vez “oportunidades” en unos activos que “ya está empezando a batir a la renta variable”.

De hecho, los índices de commodities empiezan a hacerlo mejor que el resto del mercado. El índice DJ-UBS Commodity, que invierte en los tres grandes sectores de energía, metales y agricultura, presenta una revalorización superior al 6% en lo que va de año, y el índice CRB Materias Primas acumula una ganancia anual del 9%, no muy lejos del impresionante 11% que suma el Ibex -aupado por las medidas del BCE- y por encima del 4% que registra el Dax y del 5% del S&P 500.

Ole S. Hansen explica que “las condiciones meteorológicas adversas durante la primera parte del año han provocado repuntes en los productos básicos de la agricultura, mientras que las preocupaciones geopolíticas relacionadas con Ucrania y Libia han apoyado los precios del petróleo”. Y, a su juicio, “el segundo semestre de 2014 continuará ofreciendo oportunidades”, aunque piensa que a un menor ritmo en sectores como el de la energía si se aplacan las incertidumbres.

Por lo pronto, la crisis en Irak, que pone en peligro la producción del país, y el corte del suministro de gas ruso hacia Ucrania han devuelto las tensiones, llevando el precio del crudo a niveles de septiembre del año pasado.

Por otro lado, Brooks cree que el plan de reformas de China para sostener su economía podría estar tocando a su fin, dado que los últimos datos macroeconómicos están superando las expectativas y se mantiene el objetivo de crecimiento del PIB en torno al 7,5% para este año. Además, parece confirmado que las débiles cifras de EE UU durante los meses de invierno han sido producto del mal tiempo y la economía debería reafirmarse. La propia Fed se muestra optimista sobre la marcha de la economía estadounidense. “Si nos basamos en el escenario de recuperación sostenida en EE UU y un repunte del crecimiento de China durante la segunda mitad de 2014, un retorno de alrededor del 12% parece razonable en el índice DJ-UBS Commodity”, estima Brooks. Porque, en ese contexto, las dos mayores economías del mundo tirarán más de la demanda, al tiempo que el suministro de productos básicos no está siendo tan agresivo como se pensaba.

Una visión más neutral tiene Patrice Gautry, economista jefe de UBP. Incide en que, aunque espera que el crecimiento sea positivo este año en los países desarrollados y tienda a la estabilización en los países emergentes, con menos sorpresas negativas en China, “todavía no será suficiente como para esperar una alta demanda de materias primas, al menos en el corto plazo”, razón por la que cree que los precios evolucionarán más o menos estables y habrá que esperar un poco más para ver importantes repuntes.

Recuerda además que el nuevo modelo económico de China basado más en el consumo interno que en las exportaciones centrará el consumo del país en otros sectores. Brooks, sin embargo, insiste en que pese a los cambios “es un país en desarrollo que necesita de materias primas”.

Diversificación

Con todo, en lo que sí coinciden los expertos es en que los mercados han llegado a un punto en el que la mejor estrategia de inversión pasa por la diversificación de las carteras. Y las materias primas son una buena alternativa.

Para Miguel Paz, de Unicorp Patrimonio, el hecho de que los bancos centrales estén interviniendo para crear inflación hace de las materias primas “la mejor inversión para estar cubiertos”. A su parecer, si hay inflación la renta variable se ve favorecida, pero “hay que tener en cuenta que como está en máximos hay que diversificar y los inversores se fijan también en las materias primas”.

El Ibex 35 ha superado los 11.000 puntos y se encuentra en máximos de tres años, y el Dax de Fráncort ha alcanzado cotas históricas. También están en niveles récord el Dow Jones y el S&P 500.

José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, destaca que “si sigue la espiral alcista de los activos de riesgo en el mercado, las commodities se verán afectadas de forma positiva”. En cambio, si vuelve la inestabilidad a corto plazo, algo que el experto ve probable, aconseja esperar algo más para entrar en este tipo de activos, “quizás hasta la primera mitad del próximo año”.

Desde Pioneer Investments esperan un “desarrollo ligeramente positivo para el mercado de las commodities en general y puede ser una opción incluirlos en las carteras para diversificar”.

Además de invertir en compañías relacionadas con las materias primas, es posible invertir a través de productos cotizados (ETF) y fondos de inversión a través de derivados.

Platino y paladio pueden sobresalir

Pulsera de platino y diamantes.
Pulsera de platino y diamantes.

Especialmente optimistas se muestran los analistas con el platino y más aún con el paladio, ambos materiales muy cíclicos que por lógica se benefician cuando el ciclo industrial repunta.

A la esperada creciente demanda de estos metales preciosos de uso industrial hay que sumar las interrupciones en el suministro tras varios meses de huelgas mineras en Sudáfrica, lo que arroja déficits en su oferta. Así, “se espera que exista un cierto potencial alcista, aunque el mercado es muy estrecho y volátil”, apunta Deutsche Bank.

El precio del platino ha subido un 6% en lo que va de año y el del paladio, más de un 15%. “Tienen potencial de crecimiento en precio robusto”, afirma Nicholas Brooks, de ETFSecurities.

Las dudas sobre la oferta limitan al cobre

Tuberias de gas de cobre
Tuberias de gas de cobre

No hay unanimidad en cuanto al futuro del cobre. Deutsche Bank señala en su informe de perspectivas para 2014 que metales industriales como el cobre y el mineral de hierro están bajo presión “y su rentabilidad potencial está limitada debido al importante aumento de la oferta procedente de Estados Unidos y China”.

No obstante, desde ETF Securities piensan que las reservas de cobre están sobreestimadas y hay buenas perspectivas de demanda por parte de China ante su renovada inversión en infraestructuras. Es por eso que la cotización del metal rojo podría tener cierto recorrido alcista.

Desde las tensiones de mediados de marzo, el precio del cobre ha subido un 6,5% hasta los actuales 309 dólares la libra.

Irak presiona al alza el precio del petróleo

Pozo de petróleo en la explotación china de Gudong.
Pozo de petróleo en la explotación china de Gudong. EFE

Influenciado por el conflicto en Irak y por la falta de acuerdo entre Ucrania y Rusia sobre el suministro de gas, el petróleo ha elevado sus precios hasta máximos de nueve meses, por encima de los 114 dólares en el caso del barril de Brent, de referencia en Europa. El crudo Texas ronda los 106 dólares.

Los inversores están preocupados por el efecto en el abastecimiento que pueda tener la guerra civil en Irak. Además, los datos que apuntan a una recuperación de la economía global también animan la cotización del ‘oro negro’. “Vemos a la mayoría de las economías moviéndose en la dirección correcta y eso va a ser positivo para la demanda de crudo”, dice Jason Schenker, presidente de la consultora Prestige Economics.

La plata, preparada para un rally alcista

Monedas de plata.
Monedas de plata.

Los analistas muestran preferencia por la plata sobre el oro, “con mayores flujos en fondos cotizados desde hace meses”, comenta el estratega de Citi en España, José Luis Martínez Campuzano.

Y desde ETF Securities opinan que la plata “está preparada para un fuerte movimiento alcista” tras el desplome en 2013 -perdió un 36% de su valor-. Esgrimen que la demanda se está recuperando -las importaciones de plata de China han aumentado un 17% interanual en 2014-, los suministros y los inventarios están cayendo, el precio del oro está estable, y su volatilidad es la más baja en una década.

Su precio ha rebasado los 20 dólares en los últimos días, habiendo superado las previsiones de los pricipales bancos de inversión para este año.

‘El Niño’ potenciará el maíz y el trigo

El resurgir de las materias primas

Las cotizaciones del trigo, del maíz, y en menor medida de la soja, se han visto favorecidas en los primeros meses del año tanto por la crisis desatada en Ucrania como por el impacto del mal tiempo en la cosecha de invierno en Estados Unidos.

Y ahora, la aparición del fenómeno climático ‘El Niño’ que se prevé durante el verano boreal y hasta otoño, y que suele estar ligado a fuertes lluvias y sequías en diferentes partes del mundo, “puede ofrecer apoyo a los precios de varios productos básicos agrícolas durante la segunda mitad de 2014”, comenta el analista de Saxo Bank, Ole S. Hansen. “El maíz para la cosecha de diciembre se negociaba a los niveles más bajos para esta época desde 2010, lo que deja el precio expuesto a potenciales alcistas”.

Siempre quedará el refugio del oro

Lingotes de oro.
Lingotes de oro.

Los expertos alegan que el metal precioso que tradicionalmente sirve de refugio a los inversores trata de consolidar posiciones tras la ola de ventas en 2013, cuando la onza se desplomó un 28%.

Pero el oro ha progresado en la últimas sesiones ante las renovadas tensiones geopolíticas, actuando como una de las mejores coberturas frente al riesgo. Su precio ha repuntado más allá de los 1.300 dólares.

Así, siempre que se agraven las tensiones, o si se tambaleara la recuperación económica en Estados Unidos o estallara una crisis financiera en China, el oro conserva intacto su rol de valor refugio para los inversores.

Desde ETF Securities, Nicholas Brooks, no cree que pueda caer más allá de los 1.200 dólares.