Técnicas Reunidas, Telefónica e Inditex, entre otras

Seis valores para sacar partido en Bolsa de un euro menos fuerte

Vista del panel de la Bolsa de Madrid. EFEArchivo
Vista del panel de la Bolsa de Madrid. EFE/Archivo EFE

La fortaleza que ha mostrado el euro en los primeros meses del año ha sido un lastre para las empresas españolas con negocios en el exterior. Pero la reciente depreciación de la moneda única, sobre todo frente al dolar gracias a una intervención sin precedentes del BCE, permitirá a las compañías exportadoras en general repatriar mayores beneficios en los meses venideros. “Tendrán menor penalización en la evolución de las ventas y el ebitda”, dice Nuria Álvarez, de Renta 4.

La mayoría de analistas pronostica que el euro seguirá a la baja y terminará el año en torno a los 1,30 dólares

El euro ha pasado de rozar los 1,40 dólares a marcar niveles de 1,35 en mes y medio. Según Diego González González, socio director de la EAFI Bull4all, esta caída del tipo de cambio del 2,5% “se verá reflejada en la cuenta de resultados de aquí a seis meses”.

Aunque el euro ha vuelto a repuntar hasta los 1,36 dólares después de que la Fed no haya mostrado prisas a la hora de subir los tipos de interés, la mayoría de analistas prevé que la divisa común mantenga la tendencia a la baja hasta situarse en torno a 1,30 dólares a finales de año. Los más optimistas lo sitúan en un rango de entre 1,20 y 1,25 dólares. Así, las cotizadas con exposición al mercado exterior se verán favorecidas a medio y largo plazo. Y González apuesta por tomar posiciones en valores “con componentes de exportación en el área dólar”.

Técnicas Reunidas

La compañía se ha ido forjando a golpe de contratos millonarios en el exterior, el último en Perú. “Un 99% de su facturación ya proviene del extranjero”, señala Ignacio Cantos, de ATL Capital. Renta 4 aprecia “potencial por fundamentales, con el apoyo de una cartera de pedidos en máximos y positivas expectativas de adjudicaciones para los próximos meses”.

Varias firmas de análisis se han hecho fan del valor y le han elevado el precio objetivo más allá de los 50 euros, hasta 55 euros BBVA, lo que supondría un retorno de más del 16% al precio actual en torno a 46 euros. Ya acumula una ganancia del 15% en el año.

Ebro Foods

La empresa realizó hace unos años un cambio del modelo de negocio de productor de materias primas (agroalimentarias) a fabricante con marcas de valor, lo que le aporta mayores márgenes, según el experto de EAFI Bull4all. Es el mayor productor del mundo de arroz y segundo de pasta, de manera que el incremento del precio de las materias primas juega en su contra, pero por el lado de las divisas la depreciación del euro frente al dólar mejorará su ebitda.

Gamesa

Latinoamérica representa un 49% de las ventas del fabricante de aerogeneradores. Aquellas “son economías con divisas ‘dolarizadas’ y un incremento del dólar frente al euro se trasladará directamente a los beneficios de la compañía”, expresa González. Especialmente positivo se muestra Exane BNP Paribas, que la semana pasada inició la cobertura del valor con un consejo de sobreponderar y un precio objetivo de 11,20 euros, más de un 20% por encima de la cotización actual en torno a 9,2 euros. La firma destaca su reducida deuda y que sus acciones no reflejan su atractiva exposición a mercados emergentes de rápido crecimiento.

Inditex

La multinacional textil española vende un 25% en España, otro 25% en Asia, un 15% en América y el resto en Europa. Así, el 50% de sus ingresos los obtiene con divisas no euro. Sus últimos resultados trimestrales se vieron afectados por divisas como el yen, la lira turca y el rublo ruso. Pero “las divisas asiáticas están comenzando a recuperarse”, subraya Renta 4. Y el propio Pedro Isla, presidente de Inditex, cree que el efecto del tipo de cambio de las divisas se amortiguará a lo largo del año y se irá moderando si se mantienen las condiciones actuales.

Kepler ha subido el precio objetivo de 130 euros a 135 euros por acción, y Société Générale lo sitúa en 156 euros. Los consejos de comprar y mantener son mayoritarios entre el consenso de Bloomberg, que le da un potencial de revalorización del 6% desde los 110 euros actuales.

Telefónica

Es otra de las grandes empresas españolas con una parte considerable de su negocio en países extranjeros, muchos latinoamericanos, de manera que la operadora ha acusado los problemas del real brasileño, el peso argentino o el bolívar venezolano. Pero algunas de estas monedas han recuperado parte del terreno perdido a principios de año. El analistas de ATL Capital destaca además que Telefónica tiene operaciones importantes en Inglaterra y la libra está en máximos de los últimos años frente al dólar y el euro. “Y todo apunta a que se apreciará más ante la subida de los tipos que sugirió el gobernador del Banco de Inglaterra,” sostiene Cantos.

OHL

Dado que el 80% del ebitda del grupo está generado en México, “solamente teniendo en cuenta el efecto divisa, en un entorno de depreciación del euro como el actual, deberíamos esperar una mejora en los resultados de OHL para los siguientes trimestres”, asegura Ivan San Félix, de Renta 4. Sus acciones se han revalorizado en lo que va de año más de un 14% y se pagan a 33,7 euros, acercándose ya al precio objetivo de 34 euros fijado por la media de Bloomberg.

Cubrirse de la volatilidad de las divisas

El de las divisas es uno de los mercados más volátiles y el tipo de cambio no solo afecta a las grandes empresas cotizadas, sino también a las pymes que importan y exportan productos y servicios. Todas ellas tienen la posibilidad de protegerse con coberturas especiales para eliminar o disminuir las incertidumbres por las fluctuaciones de unas divisas con otras.

“Hay que cubrirse para evitar riesgos y para asegurar un margen comercial”, sostiene Philippe Gelis, consejero delegado de Kantox, empresa dedicada al intercambio de divisas sin intermediación bancaria. “Hay que trazar estrategias de cobertura para que la depreciación de divisas de mercados en los que una empresa vende no afecten tan notablemente a sus resultados”, asevera Gelis.

Y es que lo que a priori puede parecer una buena inversión, se puede convertir en un negocio decepcionante por el efecto de las divisas.