Capturan la firma biométrica, entre otras utilidades

Más servicios de Correos gracias a las nuevas PDA

Un empleado de Correos usa una de las nuevas PDA.
Un empleado de Correos usa una de las nuevas PDA.

Correos pondrá en funcionamiento este mes 10.000 nuevas PDA. Su objetivo: agilizar y facilitar las gestiones de los repartidores en su trabajo diario. De esta forma, los usuarios también se verán beneficiados por la comodidad que suponen estos nuevos dispositivos móviles, además de obtener nuevos servicios de los que no disponían hasta ahora.

Las previsiones del grupo postal para este año, con esta renovación digital, son que 99 unidades de servicios especiales –también denominadas USE, que se encargan de la entrega de envíos urgentes y de parte de la paquetería– así como 278 unidades de reparto ordinario –UR, que distribuyen los envíos ordinarios– contarán con este nuevo modelo de PDA, que está dotado de más funcionalidades.

Innovación
El rastreo de la firma biométrica es una de las opciones que ofrecen las recién estrenadas PDA. Estos dispositivos, además de registrar la rúbrica, detectan otros parámetros físicos, como el orden y la velocidad de los trazos. Otra de sus ventajas es que capturan la presión a través del uso adicional de un puntero especial, en comunicación con los terminales mediante bluetooth. El software específico del que están dotadas las PDA hace posible asegurar la autenticidad de la firma sobre la pantalla y su correspondencia con el firmante identificado por el cartero. Este servicio totalmente nuevo “ofrece plenas garantías sobre quién es la persona que firma la recepción del envío”, en palabras de Correos.

Las PDA ofrecen “plenas garantías” sobre quién firma la recepción de un envío

En cuanto a la generación y firma de contratos a través de los dispositivos, “el aumento de tamaño de la pantalla facilita la lectura por parte del usuario”, explica este organismo. Los pequeños ordenadores capturan de forma automática los datos de un DNI, porque están dotados de una cámara que permite estudiar el código MZR –es decir, las tres líneas en código OCRsituadas en el reverso del documento– y verificar su autenticidad. Este proceso es posible gracias a una aplicación desarrollada en Android que accede (vía 3G) a una base de datos en tiempo real y permite asegurar la autenticidad del documento de identidad.

A través de la conexión a los sistemas internos de Correos mediante red inalámbrica 3G (y no solo por wifi, como hasta ahora), esta funcionalidad permitirá, por ejemplo, obtener la firma de un contrato de telefonía desde el mismo momento en que se entrega el terminal al cliente. Así, la línea queda activada de forma inmediata y se evita que el cliente tenga que esperar durante unos días a que el operador reciba el contrato firmado.

Por otra parte, estos terminales ofrecen la posibilidad de pagar servicios online a través de tarjetas bancarias. Este procedimiento se llevará a cabo mediante el uso de pinpads –o lectores de tarjetas–, que irán conectados a las PDA de forma adicional (por motivos de seguridad).

Asimismo, las nuevas PDA permiten los llamados servicios smart cities. Por ejemplo, el cartero podrá hacer y enviar fotos mediante estos terminales con el fin de prestar servicios de utilidad pública, como informar a los ayuntamientos del estado del mobiliario urbano. También, el GPS del dispositivo permite ubicar de forma exacta dónde se ha realizado la foto y, gracias a la conectividad inalámbrica 3G, la información podrá ser enviada de manera instantánea a la entidad interesada, por lo que las acciones a realizar serán mucho más ágiles y los tiempos de espera se verán reducidos.

Empleo
El grupo Correos contaba, al cierre del año 2013, con un total de 53.275 empleados, que trabajan en 2.374 oficinas postales y ofrecen servicios a 7.116 puntos rurales. En España, hay 17 centros de tratamiento automatizado, que derivan los envíos a 1.835 UR y a 100 USE. La cifra de negocio el año pasado ascendió a 1.739 millones de euros.

Resisten al agua, al polvo y soportan caídas de 1,2 metros

Las nuevas PDA de Correos cuentan con un procesador de doble núcleo, y también más tamaño de memoria y disco duro. Su batería tiene una capacidad de 4.410 miliamperios por hora –frente a los 3.800 actuales–, lo que les permite una autonomía de dos turnos de trabajo.

Estos nuevos terminales usan el sistema operativo Android y se conectan a la red móvil y/o wifi, lo que posibilita que el cartero envíe información sin tener que estar físicamente en la unidad donde trabaja.

Estos dispositivos presentan alta resistencia al agua, al polvo y a los golpes. Según la empresa postal, “han superado el test de caídas múltiples desde 1,2 metros y otros estándares de resistencia”.

Por otra parte, tienen un aspecto más estilizado, cuentan con una pantalla de 4,3 pulgadas (frente a las actuales 3,5), y pesan menos que los anteriores.

Además, las PDA permiten servicios de mensajería instantánea como Line, Whatsapp o Telegram.