Defiende la profesionalidad del equipo de Deloitte

Goirigolzarri avanza que Bankia dará prioridad comercial al crédito a pymes

Goirigolzarri ha dado este martes la bienvenida a las medidas de liquidez anunciadas por el BCE para incentivar el crédito aunque ha matizado que el terreno ya está abonado. “Las medidas del BCE van a apoyar este movimiento pero la fuerza motriz ya está ahí, sería un impulso adicional”, ha señalado, en línea con la respuesta que está dando el conjunto del sector a la pregunta de en qué medida la megainyección de liquidez de Mario Draghi podrá reactivar los préstamos.

En su intervención en el seminario “La Europa que deja la crisis”, organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, el presidente de Bankia reconoció que no habrá aumento del crédito en términos netos hasta el próximo año, cuando los nuevos flujos comiencen a ser superiores a los vencimientos. Pero la entidad nacionalizada tiene el claro objetivo de figurar en primera línea en la concesión de crédito nuevo a las pymes, como vía con la que también recuperar rentabilidad y eficiencia.

El comité de dirección del banco diseñó a finales del pasado año lo que Goirigolzarri denominó un plan de transformación -que se empezó a explicar a los directores de oficina en enero de 2014-, que tiene como uno de sus puntos fuertes “dar un empujón en el crédito a pymes”. En concreto, el banco aspira a ganar 100 puntos básicos de cuota de mercado hasta 2016 y sin elevar la prima de riesgo. O al menos no hacerlo por encima de la de los competidores.

Goirigolzarri, que descartó cambios en el plan estratégico presentado ante Bruselas pese a los logros conseguidos hasta el momento, añadió que el citado plan de transformación también incluye la modificación en el modelo de oficina, después del lanzamiento de las oficinas ágiles, concentradas en un segmento de clientela que aún utiliza la sucursal para sus transacciones y donde la oferta de productos es mucho más reducida. Bankia ya dispone de 73 oficinas de este tipo y prevé concluir el año con un total de 125. “Es fundamental acertar con el modelo de distribución”, advirtió Goirigolzarri. Y es po ello que el banco estudia otros 4 modelos de oficina, de los que ponedrá en marcha dos a la vuelta del verano.

“Hemos hecho grandes esfuerzos con resultado pero hay que mantener la tensión y no bajar la guardia. Quedan muchos deberes por hacer”, ha reconocido Goirigolzarri, que ha recordado que en junio de este año el banco cruzará el Ecuador de su plan estratégico. Uno de los grandes objetivos, junto con la reactivación del crédito, es la mejora de la eficiencia, donde Bankia quiere colocarse entre las entidades líderes. El presidente de Bankia ha rechazado además que el banco juegue con ventaja por su sólida posición de capital tras la inyección de ayudas públicas y ha señalado que la entidad ha generado 3.300 millones de capital desde diciembre de 2012. Además, recuerda que la ayuda europea impide a Bankia lanzar entrar en ningún tipo de guerra de precios comercial.

El presidente de Bankia aludió también a la infracción grave qu recibirá la auditora Deloitte por su labor en el proceso de fusión y salida a Bolsa de la entidad. “Cuando llegamos a Bankia el trabajo de Deloitte fue extremadamente profesional. Sé que Deloitte tiene incoado un expediente por razones formales que no ponen en cuestión el fondo de los estados contables”, defendió.

Goirigolzarri ha evitó centrar en el Banco de España la responsabilidad de la crisis del país y recordó que aquella situación también estuvo precedida de un entorno de muy bajos tipos de interés tanto por parte de la Fed y el BCE. Además, ha apuntado que no ha habido iniciativa política para poner en marcha la unión bancaria hasta 2012. “Hubo caídas de bancos también en otros países”, añadió.