El barril de Texas está en máximos de nueve meses

La escalada bélica en Irak pone en guardia a los mercados

La escalada bélica en Irak pone en guardia a los mercados

La guerra ha vuelto a Irak. Durante los últimos meses y, especialmente, durante la última semana, las tropas del autodenominado Estado Islámico en Irak y Siria (ISIS, en sus siglas en inglés) han tomando el control de buena parte del territorio iraquí. Ciudades como Falluyah, Tikrit o Mosul están controladas ahora por un grupo islamista chií (considerado como un grupo terrorista por la Unión Europea y Estados Unidos), que también está presente al este de Siria.

La escalada bélica protagonizada por los milicianos de ISIS ha cogido con el pie cambiado a la comunidad internacional y a los mercados financieros. El barril de petróleo Texas registró la semana pasada su mayor subida semanal de todo el año, al repreciarse un 4,1%, ante el temor de que el conflicto se extienda por toda la región y limite la producción de crudo. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha asegurado que no está entre sus planes volver a enviar tropas a Irak, como hiciera su predecesor, George Bush, en 2003.

"Los precios están en máximos de nueve meses porque el resurgir de la violencia en Irak ha supuesto un importante incremento de cortes en el suministro de petróleo", explica a Reuters Gene McGillian, analista y bróker de Tradtition Energy. "Lo que pase en Irak va a seguir determinando la evolución del mercado durante un tiempo".

La ofensiva del ISIS preocupa más si cabe a Occidente por la nula capacidad de reacción por parte de las autoridades de Bagdad. Durante la toma de Mosul, ocurrida a comienzos de semana, se vio a los soldados del Ejército de Irak huir sin presentar batalla, abandonando incluso armamento y munición que ahora está en manos de los combatientes yhiadistas.

El recrudecimiento del conflicto militar en Irak ha provocado que en los últimos meses hayan huido del país cerca de 300.000 refugiados. La mayoría, cruzando la frontera norte, hacia Kurdistán.

En lo que va de año, el precio del petróleo Texas se ha disparado un 8,63%, hasta 106,91 dólares, un repunte que puede poner en jaque la frágil recuperación de la economía mundial.

"La situación en Irak está cambiando a toda velocidad", explica Sarah Emerson, directora de ESAI Energy. "Mosul ha caído y ahora los militantes del ISIS están yendo hacia Badagad".