La estadística contabiliza ahora las actividades ilegales

Cambios metodológicos elevan el PIB entre un 2,7% y un 4,5%

De momento, no se conoce cómo se ha calculado el peso en la economía de actividades como el tráfico de drogas o la prostitución

El mayor impacto en el PIB lo provocará la nueva contabilidad del gasto en I+D y la incorporación de más población

Sede del Instituto Nacional de Estadística (INE).
Sede del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El próximo 25 de septiembre es la fecha marcada en el calendario. Ese día el INE hará público, atendiendo a lo requerido por la Oficina Europea de Estadísticas Eurostat, el nuevo dato de PIB correspondiente a 2013. La pregunta es: ¿qué tiene de particular esa cifra nueve meses después de que haya finalizado el año al que hace referencia?

Pues este año tiene más morbo de lo habitual. Estadística siempre publica nueve meses después de culminado un ejercicio los datos definitivos del PIB correspondiente al año anterior, pero en esta ocasión toca cambio de base y es ahí donde se produce la principal novedad. Estas variaciones se realizan periódicamente con el objetivo de actualizar las fuentes y procedimientos estadísticos que se utilizan para medir la economía. Los técnicos de Eurostat deciden qué modificaciones hay que introducir para que el resultado sea más fiel a la realidad y además imponen que se haga del mismo modo en todos los países de la UE para que las cifras de unos y otros sean homogéneas y comparables.

Gastos que son inversión

En esta ocasión los cambios que vienen son de calado. Por un lado, cambia radicalmente la forma en la que los países contabilizaban el gasto en I+D+i. Hasta ahora se computaba como si fuese consumo intermedio porque se tenía la creencia de que este gasto se perdía en el periodo en el que se realizaba, según explicaron ayer fuentes del INE.

Sin embargo, después de comprobar cómo esta clase de gasto perdura a lo largo del tiempo y, lo que es más importante, es capaz de brindar réditos en el futuro, a partir de este año pasará a ser considerado inversión o formación bruta de capital fijo. Algo parecido ocurrirá con el gasto en equipamiento militar, que como se ha corroborado que es utilizado durante varios años, también pasará a ser catalogado como formación bruta de capital.

Además, habrá una nueva delimitación de qué es y qué no sector de las Administraciones Públicas y una nueva definición de los subsectores que se incluyen dentro del apartado de las instituciones financieras.

En paralelo a estos cambios metodológicos, habrá también modificaciones estadísticas, puesto que se incorporarán nuevas fuentes de datos, como es el censo de población y vivienda de 2011, la actualización que ha realizado el Banco de España de la balanza de pagos o la armonización que ha realizado la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) de las cuentas públicas. Por último, la nueva base, denominada nuevo Sistema Europeo de Cuentas Nacionales y Regionales (SEC 2010) que reemplaza al SEC 1995 incorporará cambios para la elaboración de las cuentas financieras.

Sin embargo, ninguna de estas novedades ha suscitado tanto interés como saber qué impacto tendrá sobre la riqueza nacional el peso de las llamadas actividades ilegales (contrabando, drogas o prostitución, entre otras) que también Bruselas ha ordenado a todos los países de la UE que incluyan en su contabilidad nacional. Fuentes del INE aseguran que los cálculos para saber su repercusión en la economía total todavía continúan, aunque ya se ha enviado una primera estimación provisional a Eurostat.

¿Cómo se han efectuado esos números? Desde Estadística aseguran que se ha seguido la metodología impuesta por Bruselas, que no es pública. Lo más lógico es que se hayan consultado las estadísticas de alijos incautados por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, se hayan visitado las asociaciones y locales de alterne y se hayan cruzado cifras de consumo y venta de tabaco, entre otras operaciones.

A la espera de conocer las cifras cerradas, la estimación provisional del impacto que tendrá el cambio de base sobre el PIBnominal es de un aumento para el año 2010 que oscilará entre el 2,7% y el 4,5%. Los cambios metodológicos, como son la capitalización del gasto en I+D, reportarán entre el 1,2% y el 1,5%. Y entre el 1,5% y el 3% restante será por las estadísticas nuevas como el censo, la EPA o la encuesta de presupuestos familiares y las actividades ilegales.

Drogas y prostitución pesan el 0,6% en Reino Unido

Aunque pueda parecer una circunstancia nueva, lo cierto es que Eurostat lleva queriendo incluir en la contabilidad nacional de los países de la UE las actividades ilegales desde el año 1995.

Desde entonces hasta ahora se han organizado multitud de grupos de trabajo para decidir primero la utilidad de disponer de estos datos y, lo más importante, cómo obtenerlos de forma que el resultado sea lo más fiable posible. Reino Unido ha sido el primero en ponerle cifras a esa realidad. Así, para su PIB de 2009, los cambios que ahora se introducen supondrán un incremento de la producción de entre el 4% y el 5%. Y de esos porcentajes, drogas y prostitución apenas supondrán un 0,6%. Toda una pista para los resultados que se vayan conociendo del resto de países. En Holanda, los cambios pueden elevar su PIB de 2010 hasta un 7,6% y en Francia un 3,2%.