Peña Nieto destaca la apertura en telecomunicaciones y energía

El presidente de México llama a la competencia con Pemex en su país

El Rey Juan Carlos, conversa con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, durante el acto de bienvenida celebrado en el Palacio de El Pardo
El Rey Juan Carlos, conversa con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, durante el acto de bienvenida celebrado en el Palacio de El Pardo EFE

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha intervenido en el foro “México, reformar para crecer”, organizado por El País, llamando a la competencia en los distintos sectores económicos del país, especialmente en energía. “México tendrá la propiedad de los hidrocarburos, pero llama a los inversores internacionales a invertir en prospección, explotación y distintos campos de generación”, ha dicho durante su intervención.

Peña Nieto, que inició su discurso con el sobresalto ocasionado por las protestas de un asistente al acto, ha resaltado los seis pilares básicos de las reformas acometidas por el Gobierno en sus 18 meses de mandato. Los cambios se fundamentan en materia laboral, con mejor acceso de jóvenes y mujeres al mercado laboral; en competencia, donde se ha instaurado un órgano regulador para “evitar prácticas monopolísticas”; telecomunicaciones, con la búsqueda de mayor apertura en telefonía, internet y televisión; la reforma financiera, llamada al crecimiento del crédito a las pymes; cambios en la Hacienda con el fin de mejorar la recaudación de impuestos y rebajar la dependencia del PIB respecto al petróleo; y finalmente está la reforma energética, con la apuesta por las renovables y la citada llamada a los rivales de Pemex a invertir en el país para aflorar las reservas petrolíferas.

“Hay reformas, como la energética, que parecían inabordables”, ha señalado el mandatario mexicano, que no hizo referencia a la práctica salida de Pemex del capital de Repsol. Durante más de 30 minutos ha resaltado la búsqueda de una mayor competitividad, el fortalecimiento de las instituciones y la transparencia, así como una ampliación de los derechos sociales.

La economía mexicana crecerá este año un 2,7%, en línea con la evolución de los últimos 30 años. El objetivo es elevar esa tasa de evolución al 5% en el corto plazo a través del programa de reformas y una inversión que pasa, por ejemplo, por un plan de infraestructuras de 440.000 millones de euros hasta 2018.

Peña Nieto ha hecho un guiño en Madrid, en la apertura de la agenda de su viaje oficial de dos días a España, al modelo político español nacido en la transición: “El Pacto por México, por el que buscamos el máximo apoyo a los temas a debatir en nuestro país, está inspirado por los Pactos de La Moncloa”, ha afirmado ante un foro de reconocidos representantes de la política y economía española.

En posterior debate con Juan Luis Cebrián, presidente de El País, el presidente mexicano ha puesto en valor el protagonismo de México en el desarrollo de Latinoamérica, así como la lucha de su Gobierno por unas condiciones de seguridad ciudadana y jurídica superiores.

Cebrián calificó de “valeroso” el programa de inversiones y reformas como la de la ruptura del monopolio estatal de Pemex en el campo energético. “En próximas semanas esperamos la aprobación de la legislación secundaria en materia energética y de telecomunicaciones. El debate ha sido intenso y polémico, pero se mantendrá el espíritu de asegurar la competencia por ejemplo en telefonía, televisión y servicios digitales”, ha contestado el alto representante del país norteamericano. Esa nueva legislación pondrá en marcha las reformas en ambos campos: telecos y energía.

El presidente de El País ha cerrado el acto afirmando que “el Pacto por México podría ser ahora un buen modelo en busca de un Pacto por España”. Cebrián tuvo respuesta del mandatario latinoamericano, que no entró a valorar el momento político y económico que vive España: “Sin duda México se ha inspirado en la madre tierra que es España, que un día decidió abrirse al mundo y a la democracia. Eso es lo que está haciendo ahora México”, respondió Enrique Peña Nieto.