Vende 4.550 millones de euros en la subasta

El Tesoro baja al mínimo histórico la rentabilidad de los bonos a tres y cinco años

Aspecto de ls oficinas en Madrid de Ahorro Corporación, grupo de servicios financieros encargado de la subasta de bonos y letras del Tesoro Público español.
Aspecto de ls oficinas en Madrid de Ahorro Corporación, grupo de servicios financieros encargado de la subasta de bonos y letras del Tesoro Público español. EFE

El fuerte apetito por la deuda española se ha dejado sentir de nuevo en la primera subasta del Tesoro español en junio. El organismo ha captado 4.550 millones de euros, por encima del objetivo, en bonos a tres y cinco años rebajando las rentabilidades hasta mínimos históricos en los dos plazos.

En concreto, vende 2.100 millones de euros en los bonos con vencimiento en 2017 a un interés por debajo del 1% por primera vez en la historia. En concreto, la rentabilidad ha bajado al 0,968% frente al 1,039% de la anterior subasta.

En el plazo a 2019 ha colocado unos 2.400 millones de euros con una rentabilidad del 1,52%, menor al 1,648% de la emisión precedente.

El organismo no acudía a los mercados desde el pasado 22 de mayo, cuando colocó 3.530,27 millones en bonos a cinco y diez años ofreciendo los intereses más bajos de la historia, con una rentabilidad del papel a diez años por debajo del 3%.

El bono a una década se sitúa en estos momentos en el 2,868% con la prima de riesgo en los 143 puntos básicos, a la espera de la cita clave del BCE. Se trata también de la primera subasta que se celebra después del anuncio de la intención del Rey Don Juan Carlos de abdicar en favor del Príncipe Felipe, aunque la decisión del monarca no tuvo mucho efecto en los mercados al inicio de la semana.

La buena evolución del Tesoro ha llevado al ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, a anunciar que el organismo emitirá finalmente 55.000 millones este año, una cifra que supone una reducción de 10.000 menos que lo previsto inicialmente (65.000 millones).

El ministro ya había rebajado la cifra inicial incluida en la estrategia del Tesoro a 59.000 millones hace unas semanas, pero la mejora de la confianza y la reducción de la fragmentación de los mercados permitirán al Tesoro moderar aún más sus necesidades de financiación.