Las sociedades controlan gasoductos en Estados Unidos y Canadá

Pemex traslada a España, desde Islas Caimán, dos filiales de venta de gas

Las sociedades controlan gasoductos en Estados Unidos y Canadá

Obras de construcción en un gasoducto de Pemex.
Obras de construcción en un gasoducto de Pemex.

Pemex ha decidido que España sea a partir de ahora la sede de dos de sus holdings en los que concentra buena parte de sus actividad de venta y comercialización de gas a nivel internacional. El holding mexicano traslada su infraestructura desde el paraíso fiscal de las Islas Caimán.

El grupo mexicano ha decidido que sea a partir de ahora España y no Islas Caimán, el país sede de dos de sus sociedades con las que opera a nivel internacional en el mercado del gas.
A menos de veinticuatro horas de comunicar a la CNMV su salida de Repsol, la compañía desvela que MGI Enterprises Limited y MGISupply Limited serán a partir de ahora sociedades de derecho español. Según se desprende de la página web de Pemex ambas sociedades forman parte del complicado entramado de sociedades offshore del holding público mexicano, pero ambas juegan un papel relevante en la estrategia de distribución de gas natural a nivel internacional.

En concreto MGI Supply Ltd. es una subsidiaria de Pemex Gas creada en la ciudad de México, en junio de 1993, comenzó a operar en 1999. Concentrada en operaciones de comercio exterior, cuenta con contratos de transporte en distintos gasoductos en Estados Unidos.

De hecho y según Pemex, las actividades de MGI se enfocan a la compra, venta, almacenamiento, intercambio, transporte y comercialización de gas natural en los Estados Unidos y Canadá.

En paralelo MGIEnterprises Limited, que a partir de ahora se denominará Mex Gas Enterprises SL, se constituyó también en 1993 en Islas Caimán. Está controlada al 100% por la división de Gas y Petroquímica Básica del grupo mexicano y su objeto social es el de comercializar gas natural, gas licuado del petróleo y petroquímicos básicos, así como comprar, vender e intercambiar dichos productos en el extranjero.

Ambas compañías, ahora ya españolas están presididas por José Antonio Gómez Urquiza de la Macorra, a la sazón actual subdirector de administración y finanzas de la división de gas y petroquímica básica de Pemex. Y las dos controlan participaciones en la red de gasoductos que comunican el norte de México con Estados Unidos.

Pemex quiso salir ayer al paso de la opinión de algunas fuentes consultadas por Cinco Días que interpretaron el movimiento de traslado internacional de los dos holding como una iniciativa tendente a dejar claro a Repsol que Pemex apostaba por España como un destino de inversiones no solo industriales sino también financieras. Ya que la decisión de traer a España las dos filiales tuvo que decidirse necesariamente mucho antes de que se adoptase la decisión de escenificar ayer la ruptura con Repsol.

En este sentido, fuentes oficiales de Pemex consultadas por Cinco Días aseguraron que el cambio a España de ambas sociedades “es un simple traslado de domicilio social de dos entidades holding que en si carecen de actividad industrial, por lo que no habrá ninguna actividad industrial en España a raíz de este traslado, que es puramente técnico”