El Corte Inglés, Parkare y Parkeon suministran las máquinas

4.500 nuevos parquímetros en Madrid a 6.000 euros por poste

Sacyr y Empark operan el servicio de estacionamiento regulado madrileño

Parquímetro de la empresa Parkeon.
Parquímetro de la empresa Parkeon.

Madrid tendrá nuevo sistema de pago del estacionamiento regulado en superficie el 1 de julio y las dos concesionarias del servicio de la ORA, cada una con dos áreas de la ciudad, trabajan en la sustitución de los 4.500 parquímetros. La inversión por unidad, según calcula Empark, una de las dos operadoras (la otra es Sacyr a través de Valoriza), estará en una media de 6.000 a 7.000 euros.

Esas cifras llevarían la operación a una franja de 27 a 31,5 millones de euros, incluido el repintado de las líneas de delimitación de las zonas de aparcamiento. El contrato de suministro de las máquinas se repartió entre las españolas Iecisa (Grupo El Corte Inglés) y Parkare, y la francesa Parkeon.

La catalana Parkare fabricará unos 1.500 postes, a Parkeon, que hasta ahora era suministrador único, se le ha encargado otro tanto, y El Corte Inglés alcanzará una cifra ligeramente inferior.

El proyecto piloto ha comenzado a funcionar en distintos barrios de Madrid. El principal cambio implica la existencia de una tarifa dinámica en función de lo que contamine el vehículo (dato que se obtiene a partir de información de la DGT) y la disponibilidad de plazas en el momento de dejar el coche. Desde Empark se calcula que el precio final estará hasta un 20% por encima o por debajo de las actuales tarifas. “Una persona con un coche más contaminante y en hora punta pagará más que en la actualidad”, explica Pedro Mendes, presidente de Empark.

El usuario deberá identificar su coche en el parquímetro introduciendo la matrícula cada vez que aparque. Desde la operadora se cree que esta gestión incentivará el uso de la aplicación de telefonía móvil Telpark, por la que se simplifica el proceso y se puede ampliar a distancia el tiempo de estancia. Además, el pago podrá hacerse en metálico o con tarjeta de crédito.

Otra de las novedades es que se duplica el tiempo de estancia máxima en las plazas, pasando de una a dos horas en la zona verde y de dos a cuatro horas en zona azul.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, destacó días atrás que, con la entrada en vigor del nuevo servicio de estacionamiento regulado, Madrid será la primera ciudad del mundo en la que la tarifa depende del nivel de contaminación del vehículo y de la tasa de ocupación de la zona. La previsión inicial es que el 80% de los vehículos pague menos que hasta ahora.