A partir de ahora se introducirá la matrícula

Nuevos parquímetros en Madrid: qué coches pagarán más y cómo volver a usar el dinero que sobre

Un parquímetro en Madrid
Un parquímetro en Madrid

El Ayuntamento de Madrid ha empezado a instalar nuevos parquímetros, cuyas novedades de pago y del coste en función del nivel de emisiones del vehículo y la ocupación de la zona comenzarán a funcionar el próximo 1 de julio. Además, la nueva tecnología que incluye permitirá al conductor renovar el ticket de estacionamiento a distancia, sin necesidad de ir hasta el parquímetro para pagarlo, una posibilidad que hasta ahora solamente se podía hacer en algunos barrios de la capital.

Según explicó ayer la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, hasta que entre en vigor las nuevas tarifas el 1 de julio, los madrileños ya empezarán a introducir mediante un teclado la matrícula de su vehículo. A partir de esa fecha, el parquímetro calculará la tarifa en función de su nivel de emisiones y la ocupación de la zona.

Los nuevos parquímetros permiten pagar el ticket de estacionamiento en zona verde o azul en metálico, con tarjeta de crédito o débito, con tarjeta prepago y a través del teléfono móvil, informa Servimedia. Hasta ahora, los parquímetros permitían pagar tanto con monedas como con tarjeta monedero, que se solicita en la Oficina Municipal de Estacionamiento Regulado o a los agentes de control y se puede recargar en el propio parquímetro hasta un importe máximo de 15 euros.

En cuanto al pago en metálico, la nueva tecnología permitirá que la diferencia entre la tarifa y el dinero que se introduzca se almacene en un monedero virtual asignado a la matrícula; en cuanto al pago por móvil, permitirá generalizar la posibilidad de renovar el ticket y el tiempo de aparcamiento sin necesidad de que el usuario salga del lugar donde se encuentre.

En Madrid, como en otras grandes ciudades, el aparcamiento en la calle está limitado en determinados horarios en los distritos más céntricos de la ciudad por el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), que establece dos tipos de plazas: azules, destinadas preferentemente a los visitantes, quienes tendrán una limitación de tiempo máximo de aparcamiento de dos horas; y verdes, destinadas preferentemente a los residentes que hayan pagado la tasa anual correspondiente, y que no tendrán limitación de tiempo.

Botella resaltó ayer que con la entrada en vigor del nuevo SER, Madrid se convierte en la primera ciudad del mundo donde se pondera la tarifa según el nivel de contaminación del vehículo y de la tasa de ocupación de la zona. Fuentes municipales explicaron a Servimedia que alrededor del 80% de los vehículos pagarán menos de lo que pagan actualmente al introducirse la variable del nivel de contaminación.