Podrán acogerse hasta 375 empleados

Ibercaja y los sindicatos pactan un ERE con bajas incentivadas voluntarias

Oficina de Ibercaja.
Oficina de Ibercaja.

La dirección de Ibercaja y los representantes de los empleados han llegado este viernes a un acuerdo para que se lleve a cabo, a lo largo de 2014, un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de bajas incentivadas, de carácter voluntario, que se aplicará hasta el 28 de febrero de 2015.

A este ERE pueden acogerse hasta 375 empleados. El documento ha sido rubricado esta tarde por la entidad y los representantes de los trabajadores de los sindicatos ACI, CSICA, CCOO y UGT, que representan al 97,5% de los empleados.

Al acuerdo pueden adherirse los trabajadores que cumplan 59, 60 ó 61 años de edad en 2014 y otros empleados que opten por rescindir su relación laboral. El expediente alcanza hasta 375 personas, 289 de ellas para el tramo de los comprendidos entre 59 y 61 años.

El resto, hasta ese máximo, contempla a los trabajadores que opten por rescindir su relación laboral con la entidad por cierre de su centro de trabajo o traslado no aceptado de más de 35 kilómetros. Los empleados interesados podrán solicitar su adhesión entre el 16 de junio y el 16 de julio.

Las condiciones que rigen el acuerdo son similares a las aplicadas en el ERE de 2013. Como entonces, ofrece, en unas condiciones favorables, una alternativa de salida voluntaria a un colectivo de trabajadores con una dilatada trayectoria profesional, a la vez que se preservan los derechos del conjunto de la plantilla.

Además, con esta medida, el Grupo Ibercaja “mejora su competitividad y gana en eficiencia, preservando sus fortalezas”, han indicado fuentes de la entidad.

“Una vez más, el acuerdo alcanzado refrenda la arraigada cultura de diálogo y negociación existente en Ibercaja, actitud que ha prevalecido en todo el proceso y ha permitido cumplir los objetivos de la negociación de forma satisfactoria para todos”, han subrayado.