Webs de calidad al alcance de las pequeñas empresas

Lo que una pyme debería saber para triunfar en la red

En dos años las páginas corporativas se han duplicado

Lo que una pyme debería saber para triunfar en la red

¿Quién dijo que tener una buena web era exclusivo de las grandes empresas? Las pequeñas y medianas compañías llevan tiempo experimentando las ventajas que supone tener este tipo de ventana abierta al mundo. Según un estudio realizado por Hibu, en 2012, el 33% de las pymes y autónomos tenía página en internet. En 2013, ese porcentaje subió a 48%. El informe prevé que en 2014 sea del 63%. Es decir, el número de empresas con web corporativa prácticamente se ha doblado en solo dos años.

¿Cuántos de ustedes se han extrañado al ir a la red en busca de información sobre una empresa y no la han encontrado? El no estar en internet da mala imagen, pero tampoco vale con estar de cualquier manera. Recuerde que el sitio web es la representación de la compañía.

Tener una página de calidad en internet no es cuestión de dinero, solo hace falta ganas, creatividad y tener claros los objetivos que se quieren alcanzar. Para tener una página de calidad, varias recomendaciones. Lo primero, buscar un nombre de dominio sencillo, fácil de reconocer y de recordar y que se refiera al sector de la empresa o al nombre de la marca. Eso ayudará en su posicionamiento en los buscadores de internet.

La compañía de marketing digital Hibu cree, asimismo, que es fundamental que la información sea clara y se encuentre organizada, de tal forma que el usuario pueda encontrar lo que busca fácil y rápidamente. Además, no hace falta que haya mucha información, pero sí es importante tener los contenidos actualizados para que reflejen verazmente lo que ofrecemos. Tenga en cuenta que con una web no siempre se persigue vender más, pero sí darnos a conocer y mejorar nuestra imagen.

Las pymes que no deben faltar en internet son aquellas que ofrecen productos o servicios. Si incluyen plataforma para las ventas online, mejor que mejor, pero ese servicio puede tener un coste añadido que no en todos los casos resulta rentable. Haga cuentas primero y examine su capacidad para atender correctamente esa área antes de lanzarse.

Por último, es necesario apuntar que dado el crecimiento actual de los smartphones -España es el país europeo con mayor penetración de teléfonos inteligentes- se está haciendo esencial que la web se adapte a los formatos móviles para que los interesados puedan visualizar la página sin perder calidad ni funciones.