Especial Pymes
Brecha digital

Brecha digital

Solo el 14% de las microempresas usa internet móvil frente al 48% de las grandes compañías, signo del desencuentro entre la oferta y la demanda de tecnología.

Cuando hace 11 años Rafael Ausejo y José María Belaúnde decidieron crear Ruralka, una plataforma online que permite a hoteles rurales cazar huéspedes en internet, lo más difícil fue encontrar un proveedor tecnológico que entendiese lo que querían hacer.

"Tuvimos que ser autodidactas y poco a poco ir rodeándonos de profesionales que nos ayudasen a integrar en la web los buscadores de reservas, los sistemas de pago y las redes sociales, porque las consultoras no venían con una solución ad hoc”, dice Belaúnde.

Gracias al empeño de estos dos emprendedores, el proyecto salió adelante, pero su experiencia demuestra la existencia de cierto divorcio entre la oferta y la demanda de tecnología.

Casi todos los principales fabricantes de software y operadores de telecomunicaciones cuentan con servicios exclusivos para pequeñas y medianas empresas.

Pese a las críticas, Microsoft y Cisco aseguran que cuentan con servicios específicos para pymes

Hace poco, IBM lanzó nuevos sistemas para que estas puedan almacenar grandes cantidades de datos, y Microsoft tiene el Plan Impulso Pymes, que ofrece descuentos para la compra de licencias de Office y otros productos. Cisco Capital ofrece financiación para proyectos de hasta 250.000 euros y Ono dispone de Nubo, un portal de aplicaciones que permite llevar tareas como la contabilidad o la facturación de manera virtual.

Pero algo deben estar haciendo mal cuando las microempresas –aquellas que tienen hasta diez trabajadores y facturan menos de dos millones de euros al año– se sienten desatendidas. Al menos eso es lo que sugiere el Informe ePyme 2012, elaborado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (Ontsi) y Fundetec.

De acuerdo con este estudio, mientras que la penetración de las TIC en las pymes y grandes compañías alcanza niveles elevados (superiores al 90% en infraestructuras básicas como el ordenador, el móvil o el acceso a internet), en las microempresas es bastante bajo, con la excepción de los sectores de informática, telecomunicaciones y servicios audiovisuales, y el de actividades profesionales, científicas y técnicas: bufetes, estudios de arquitectura, ingenierías...

La diferencia es más acusada cuanto más avanzadas son las herramientas. Así, por ejemplo, mientras que el 48% de las primeras facilita a sus empleados conexión móvil a internet, en las segundas esta tasa llega solo al 14%. “La brecha digital es enorme y tenemos que solventarla si queremos que las microempresas exporten y realicen comercio electrónico”, comenta Alfonso Arbaiza, director general de Fundetec.

El estudio sostiene que el problema radica en la falta de una oferta tecnológica adaptada a las necesidades específicas de este colectivo, a pesar de que supone el 95% del tejido empresarial español y el 26% de la masa laboral. “Los proveedores tienen que darse cuenta de que el sector requiere soluciones hechas a medida y no servicios demasiado complejos que encarecen su implantación”, explica Arbaiza.

Al respecto, Leire Blázquez, subdirectora de Forma 3.0, una firma que diseña aplicaciones de e-learning y social media, señala que a diferencia de las grandes corporaciones, cuya estructura las obliga a contar con sofisticados sistemas, en las microempresas prima la sencillez y la movilidad. “Para ellas, la experiencia del usuario es clave. Por eso, los sistemas de interacción tienen que ser muy intuitivos”, precisa.

Pero los grandes proveedores tecnológicos niegan que el sector esté descuidado. “Las microempresas y los autónomos necesitan ser más rentables y competitivos y la tecnología es un medio capaz de hacerlo posible. Por eso contamos con herramientas pensadas para ellos, sobre todo las que se basan en cloud computing”, afirma David Negrete, director de pymes de Microsoft Ibérica.

“En nuestra mano está dejarles claro que sí existen soluciones para ellos, pues contamos con una oferta diseñada para cubrir sus expectativas”, recalca.

Xavier Massa, director de la organización de partners de Cisco España, asegura que en los últimos años, el grupo ha lanzado más de 100 productos especialmente diseñados para este segmento de mercado.

“Les ofrecemos toda la innovación que tradicionalmente ha estado disponible para negocios más grandes, pero a través de paquetes flexibles y económicos que permiten adaptarse a sus necesidades y expectativas de crecimiento, proporcionando también un rápido retorno de la inversión”, destaca.

El Informe ePyme advierte también de la escasa formación en TIC de los empleados de las microempresas, algo que Belaúnde vive a diario: “El personal de los hoteles es gente que está muy centrada en las labores propias del negocio, pero tiene limitaciones muy grandes para entender el funcionamiento de un motor de reservas”.

Por eso, el estudio recomienda potenciar la figura del asesor tecnológico en su papel de intermediario entre la empresa y el proveedor. Cisco y Microsoft están de acuerdo, aunque aclaran que ese rol ya lo cumplen las compañías que distribuyen sus productos.

“Nosotros confiamos en nuestros partners como suscriptores de tecnología. Ellos están preparados para asesorar a este rango de clientes”, asegura Negrete.

La solución está en la ‘nube’

Una de las conclusiones del Informe ePyme es que, por su bajo coste, las tecnologías cloud están llamadas a jugar un papel destacado como forma de acceso barato a servicios TIC avanzados, un análisis que las empresas proveedoras comparten.

“Las soluciones en la nube permiten abaratar costes de software y formación para los empleados, ya que no existen desembolsos iniciales y se comercializan en modo de “pago por uso”. No tener que preocuparse por las actualizaciones de programas es otra ventaja competitiva”, explica José Miguel García Aguilar, director de pymes de Ono.

David Negrete, de Microsoft, coincide en que las soluciones en cloud “son el camino que han de seguir las pequeñas empresas para poder igualarse a las grandes, pues pondrá a su alcance los últimos desarrollos a un coste asequible”. De hecho, Cisco IBSG, división de consultoría del grupo, estima que este año la mitad de las pymes a escala mundial destinará más de un tercio de sus presupuestos TIC a la informática en nube.