Tribuna

Diversificar para exportar

Las exportaciones españolas han vuelto a alcanzar un nuevo récord en 2013. En principio, los números macroeconómicos nos indican que se ha producido un aumento de las exportaciones españolas, pero mercados muy saturados, sectores poco diversificados y un volumen muy pequeño de empresas exportadoras configuran la otra cara de las exportaciones españolas, que tienen un gran reto: diversificar para aumentar el volumen.

Los grandes números muestran que el volumen total de exportaciones suma 234.240 millones de euros, con un incremento del 5,2% con respecto al 2012. El déficit comercial se reduce un 48,1% hasta los 15.955 millones de euros, casi la mitad del año anterior. Y la tasa de cobertura se sitúa en 93,6 %, obteniendo un nuevo resultado histórico. Además, se ha experimentado un aumento del número de empresas exportadoras: un total de 150.992 en el año 2013. Pero analizado en profundidad el conjunto de los datos observamos que, según las cifras del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, en España existen 3.195.210 empresas. Y según datos del ICEX, el número de empresas exportadoras en 2013 fue de 150.992, que representan el 4,7% del tejido empresarial español. Y si extraemos el número de empresas exportadoras regulares, es decir, que han exportado durante los últimos cuatro años consecutivos, según datos del ICEX, son 41.163 empresas, que representan el 1,28% del tejido empresarial español. Esto se debe a que del total de empresas exportadoras en 2013, 65.733 empresas españolas (un 43,53%) interrumpieron sus exportaciones en el último año.

Por lo tanto, la economía tiene que aumentar el porcentaje de representación de compañías exportadoras, en general, y compañías exportadoras regulares, en particular, en relación al tejido empresarial español, para poder conseguir mantener esta tendencia en el medio y largo plazo. Además, tenemos que evitar que empresas que inicien sus exportaciones las interrumpan para conseguir que se mantengan y consoliden, vía exportación o a través de un paso evolutivo vía internacionalización.

Según datos del ICEX, el 52,1% de las empresas exportadoras exportaron menos de 5.000 euros. El 17,3% de las empresas exportadoras exportaron entre 5.000 y 25.000 euros. Entonces, podemos concluir que el 69,4% de las empresas españolas tuvieron un volumen de exportación entre 0 y 50.000 euros. Sólo 570 empresas movieron el 61,3% del volumen de exportación del año 2013.

Existe excesiva concentración de empresas en relación al volumen de exportación total. Necesitamos aumentar el volumen de exportación, diversificando y ampliando más el número de empresas intervinientes. Además, las empresas exportadoras tienen que solventar los problemas que tienen el 52,1% de ellas, que sólo exportaron por un volumen entre 0 y 5.000 euros. Estos problemas pueden estar ocasionados por la falta de experiencia, información, formación, orientación comercial, financiación, etc.

El volumen de exportación se sigue concentrando en muy pocos sectores. Las empresas deben ampliar ese abanico, para que otros sectores se incorporen de forma relevante al volumen de exportación. Así, los sectores que han movido estas exportaciones se centran en los clásicos: bienes de equipo (20,7%); alimentario (15,2%); productos químicos (14,2%); y semifacturas no químicas (10,8%).

Si nos preguntamos cuáles son las zonas geográficas a las que exportan nuestras empresas, la Unión Europea sigue representando el 62,6% de destino del volumen; en segundo lugar, América con un 10,7%; y en tercer lugar, Asia con el 8,9%. África le sigue con el 7%, Oceanía con el 1,2% y otros con el 3,9%. Los diez principales países de destino de la exportación son Francia, Alemania, Portugal, Italia, Reino Unido, Estados Unidos, Países Bajos, Bélgica, Marruecos y Turquía.

Uno de los motivos de incremento de las exportaciones se ha producido porque países como Francia, Alemania o Reino Unido y, en general, la Unión Europea ha tenido una incipiente recuperación, debido a que nuestras exportaciones están muy concentradas en esa área geográfica y muy ligada a ellos. Necesitamos una diversificación importante a nivel mundial en el destino de nuestras exportaciones, porque el nuevo eje de la economía mundial es el Océano Pacifico, y las economías que presentan mayor perspectiva de crecimiento proyectado del PIB real mundial son Asia, Sudamérica, Oriente Medio y África Subsahariana. Sin embargo, el 62,1 % del destino de nuestras exportaciones está en la Unión Europea.

Si nos centramos por Comunidades Autónomas, se siguen manteniendo las mismas perspectivas que en el año 2013, siendo Cataluña la comunidad más exportadora con un 24,9%, seguida por Madrid con un 13%, Andalucía con un 11,1% y Comunidad Valenciana con un 10,1%.

José Luis Martín es CEO de BusinessGoOn.