Tribuna

Un cambio de tendencia al declarar los concursos

El pasado 28 de marzo, el Consejo General del Poder Judicial publicó las estadísticas oficiales de los juzgados de lo mercantil del año 2013. Pese a que los datos macroeconómicos empiezan a apuntar una recuperación de la economía española, la cantidad de concursos presentados en los juzgados de lo mercantil ha alcanzado la cifra récord de 10.949 concursos (659 más que en el año anterior).

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la tasa de crecimiento de los concursos presentados ha disminuido con respecto a años anteriores, de un 28,2% de crecimiento en el comparativo de 2012 con 2011 a un 6,4% de aumento de concursos de 2012 a 2013. Esto supone que el ritmo de crecimiento en la presentación de concursos está siendo cada vez menor.

La cifra, sin embargo, hay que manejarla con cautela ya que, de esa enorme cantidad de concursos presentados, han pasado el trámite de declaración el 75%, el restante 25% está pendiente de declaración o bien se ha archivado. Pese a que aumenta la presentación de concursos, también aumentan los concursos finalizados y los concursos en los que se aprueban propuestas de convenio, 895 concursos finalizados y 1.613 convenios aprobados en 2013. Hay que tener en cuenta que el convenio de pago con los acreedores es la fórmula preferida por la Ley Concursal para concluir un concurso.

El peor dato, a nuestro juicio, de las estadísticas publicadas es la cifra récord de concursos que han iniciado la fase de liquidación, 6.112. Esto quiere decir que las empresas no consiguen convencer a sus acreedores de su viabilidad y, por tanto, deben liquidar sus activos para poder pagar parte de sus deudas. Si observamos la serie histórica, desde el año 2007, de 50.572 concursos presentados, al menos 20.283 ya han tenido que entrar en la fase de liquidación.

Pero no todo son malas noticias. Por un lado, la presentación de ERE ante los juzgados de lo mercantil ha sufrido un ligero descenso. De 1.809 ERE presentados en el año 2012 se ha pasado a 1.782, lo cual supone un descenso del 1,5% en tasa anual. El dato de mejora ha sido posible entre otros motivos gracias al espectacular descenso de los ERE solicitados en la Región de Murcia, en la que se han registrado un 30% menos de solicitudes de ERE.

En el mismo sentido, ya sea por el deterioro del tejido empresarial o por la recuperación económica, más de la mitad de las provincias de España han experimentado un descenso interanual en la presentación y posterior declaración de concursos. Encabezando las provincias en las que se ha producido un descenso en las solicitudes de concursos se encuentra Segovia, con un descenso del 45,2%, así como Tarragona, con un descenso del 31,7%

Destaca el dato de Barcelona, que se incluye en este grupo de provincias, descendiendo el número de solicitudes frente al año anterior en un 2,1%. Cifra significativa ya que en esta provincia, en el año 2012, se declararon 1.775 concursos de acreedores, la cifra más alta en el comparativo de provincias y que supone un 17% del total nacional.

Por otro lado, echamos en falta en la estadística la cifra de concursos finalizados con el convenio cumplido íntegramente, ya que sería esta cifra la que realmente arrojaría información de gran utilidad de cara a saber si la vigente Ley Concursal da soluciones reales a las crisis empresariales o se ha convertido en un instrumento única y exclusivamente de liquidación de empresas. También se echa en falta en la estadística la cantidad de concursos en los que se han declarado que el órgano de administración de la empresa es culpable de la situación de insolvencia. De tener estos datos podrían sacarse importantes conclusiones, tales como saber el número de empresas viables después de solicitar concurso y, por otro lado, conocer el grado de implicación de nuestros empresarios en la crisis empresarial que estamos viviendo.

Creemos, desde Chávarri & Muñoz, que el dato de cifra récord de concursos presentados marca un techo en la serie histórica que esperamos no sea superado durante el presente 2014. Nuestra opinión favorable la basamos en el descenso producido durante el último trimestre del año 2013 en comparación con el año 2012. De confirmarse la tendencia, sería una excelente noticia para el conjunto de la economía española.

 Alejandro Ingram es Director del área concursal de Chávarri & Muñoz Abogados