Préstamos a proyectos de inversión

Santander y BEI destinan 1.000 millones a financiar pymes a largo plazo

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, durante su intervención en una Junta Extraordinaria de Accionistas
El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, durante su intervención en una Junta Extraordinaria de Accionistas

El Banco Santander y el Banco Europeo de Inversiones (BEI) han firmado un acuerdo por el que destinarán 1.000 millones de euros para financiar proyectos a largo plazo de pymes y empresas de mediana capitalización “en el sector industrial y de servicios”, según un comunicado remitido hoy por la entidad española.

 

En concreto, el BEI ha concedido un préstamo de 500 millones de euros al Banco de Santander destinado a financiar inversiones promovidas de pymes de hasta 250 empleados y de empresas de mediana capitalización (hasta 3.000 empleados) que se complementará con otros 500 millones aportados por el Banco Santander.

Con esta línea de crédito el “BEI ofrecerá a las empresas financiación a largo plazo para sus inversiones así como líneas de financiación de circulante a más de dos años a tipos de interés favorables”.

Según la nota de prensa, “los préstamos individuales financiarán proyectos de inversión de hasta 25 millones de euros para pymes y de hasta 50 millones de euros para empresas de mediana capitalización en España”.

Además, “parte de la financiación al Banco Santander se instrumentará a través de suscripción por parte del BEI de bonos emitidos por un Fondo de Titulización de activos”.

El Banco Santander ha indicado que “este préstamo es la cuarta operación de este tipo” que suscribe con el BEI en el marco de la “política de apoyo al desarrollo económico de las pequeñas y medianas empresas para favorecer la reactivación económica y la creación de empleo” y se suma a los casi 7.000 millones de líneas y garantías del BEI en las que intermedia el Grupo Santander.

A lo largo de 2013, el Grupo BEI (incluyendo el Fondo Europeo de Inversiones) destinó 21.900 millones de euros al apoyo a pymes y empresas de mediano tamaño, (18.500 millones originados por el BEI), de los que se beneficiaron alrededor de 230.000 empresas en toda Europa.

En España, el Banco Europeo de Inversiones aportó 4.836 millones de euros para nuevas líneas de crédito destinadas a financiar proyectos de inversión a más de 45.000 pymes y empresas de mediana capitalización.