La prima de riesgo baja hasta los 158 puntos básicos

Wall Street ayuda al Ibex a recuperar los 10.500 puntos

Vista del panel de la Bolsa de Madrid. Ampliar foto
Vista del panel de la Bolsa de Madrid. EFE

Jornada de calma en el mercado secundario de deuda y de subidas bursátiles tras dos días de incertidumbre. El Ibex se sacude las dudas y recupera los 10.500 puntos, nivel que perdió hace cinco sesiones. Tras un comienzo negativo en el que llegó a ceder un 0,8%, el índice ha ido cogiendo impulso y ha logrado cerrar con un avance del 0,74% que le deja en los 10.531,4 puntos. Misma tónica que en el resto de Bolsas europeas, a las que ha servido de estímulo la apertura alcista en Wall Street. El Dow Jones de industriales avanza un 0,7% y los ascensos del Nasdaq y el S&P rondan el 0,4% a la espera de conocer las actas de la última reunión de la Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés).

28 de los 35 valores que componen el Ibex han cerrado hoy en verde. Entre ellos, todos los grandes valores del selectivo. Sacyr se anota la mayor subida del día al avanzar un 3,97%, seguido de BME (+2,97%) y OHL (+1,67%). Entre las empresas que caen, los mayores descensos han sido los de FCC (-1,84%) y ArcelorMittal (-1,18%). El índice de confianza del consumidor europeo ha sido el único dato macroeconómico relevante del día. Una cifra positiva que también ha contribuido al buen tono de la sesión en las Bolsas. La confianza del consumidor sube 1,5 puntos hasta los –7,1 y en el conjunto de la UE avanza 1,6 puntos hasta los -4,1. Mañana los mercados sí contará con varias referencias, algo que solo han tenido con cuentagotas durante la primera parte de la semana. Entre otros datos se conocerá el PMI de mayo en China elaborado por HSBC, el PMI manufacturero de la zona euro o el indicador adelantado del crecimiento en Estados Unidos. La Bolsa portuguesa se desmarca de las subidas en el resto de índices arrastrada a la baja por Espirito Santo, en cuyas cuentas han detectado irregularidades sus auditores.

Los bancos centrales han acaparado hoy la atención de los mercados. A la publicación de las actas de la Fed se han sumado las de la última reunión mensual del Banco de Inglaterra, la decisión del Banco de Japón de mantener invariable su política monetaria expansiva y las consabidas expectativas de los inversores sobre las decisiones que podría tomar el BCE en su reunión de junio. Desde el departamento de análisis de Bankinter explican que “las actas de la Fed ofrecerán algo más de luz acerca del debate sobre cuál debe ser la estrategia de salida de esta etapa de política monetaria laxa y grandes estímulos”. Además, Janet Yellen, presidenta del organismo, ofrece hoy una conferencia en Nueva York a la que también prestarán atención los inversores.

Por su parte, el Banco de Japón mantuvo su política de estímulos invariable, lo que ha llevado al yen a su mayor nivel en tres meses y medio. El organismo central anunció que continuará llevando a cabo su programa de estímulos según el documento publicado al término de su reunión mensual. Haruhiko Kuroda, presidente del Banco de Japón, se mostró optimista sobre el avance la economía nipona y sobre la recuperación del consumo en el país.

Dale W. Jorgenson, economista de Harvard, ha opinado en declaraciones a la agencia Reuters que el Banco central de Japón tendría que empezar a preparar a los mercados financieros para una reducción de su programa de estímulos al aumentar las previsiones de inflación que maneja el organismo. Apunta que “deberían estar hablando de tapering (retirada de estímulos) como mínimo y deberían empezar a preparar a los mercados para un escenario posterior a que la inflación se sitúe en el 2%”, el objetivo que se ha marcado el organismo para 2015. Actualmente está en el 1,25%.

Hoy también se han conocido las actas de la última reunión de otro banco central que lleva a cabo un programa de estímulos, el de Inglaterra. En ellas aparece que algunos miembros del organismo se mostraron partidarios de aprobar una subida de tipos, aunque no en el corto plazo. El Banco de Inglaterra prevé que la economía británica crezca un 3,4% este año.

La tranquilidad que se ha respirado en las Bolsas regresa igualmente al mercado secundario de deuda, donde estos últimos días se había producido una toma de beneficios de inversores en deuda soberana de países de la periferia europea. El interés del bono español a diez años ha vuelto a caer del 3% en algunos momentos de la sesión, aunque cierra en el 3,01%. La prima de riesgo desciende con fuerza, porque a la bajada de la rentabilidad del bono español se suma el alza del interés de su homólogo alemán, que asciende al 1,38%. El riesgo país se sitúa en los 158 puntos básicos, dieciséis menos que a cierre de sesión de ayer.

Alemania y Portugal han celebrado hoy subastas de deuda pública. El país germano ha vendido 3.772 millones de euros a un interés del 1,41%, frente al 1,49% de la subasta anterior. Sin embargo, el Tesoro germano no ha logrado cubrir su objetivo de 5.000 millones, lo que ha hecho que suba el interés del bund en el mercado secundario. Portugal tuvo que elevar algo la rentabilidad ofrecida en la anterior emisión para colocar 1.250 millones en letras en su primera subasta desde que abandonó el rescate. Mañana, el Tesoro español buscará captar hasta 3.500 millones de euros en bonos y obligaciones con vencimiento a cinco y diez años.

En el mercado de divisas, el euro ha perdido hoy los 1,37 dólares, umbral con el que llevaba varios días coqueteando. La moneda única se cambia a 1,366 dólares.

IBEX 35 9.273,80 1,86%