Afirma que el empleo está asegurado para los próximos años

El presidente de Daimler dice que tienen "grandes planes" para la fábrica de Vitoria

El Rey Juan Carlos, junto al presidente del consorcio automovilístico alemán Daimler, Dieter Zetsche, durante la presentación de los nuevos modelos Clase V y Vito en la fábrica de Mercedes Benz de Vitoria.
El Rey Juan Carlos, junto al presidente del consorcio automovilístico alemán Daimler, Dieter Zetsche, durante la presentación de los nuevos modelos Clase V y Vito en la fábrica de Mercedes Benz de Vitoria. EFE

El presidente de la Junta Directiva de Daimler AG, Dieter Zetsche, ha asegurado que en la firma están “muy orgullosos” de la planta de Mercedes de Vitoria, que tiene un “venturoso futuro” y para la que cuentan con “grandes planes”. En este sentido, ha mostrado su disposición a “asegurar los puestos de trabajo para los próximos años” en la fábrica alavesa.

El presidente de Daimler ha realizado estas declaraciones durante la presentación de la nueva monovolumen Mercedes-Benz clase V y Vito, que se fabrica en la planta de la capital alavesa, en un acto al que ha acudido el Rey Don Juan Carlos I, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, el lehendakari, Iñigo Urkullu, así como el vicepresidente del Mercedes-Benz , Volker Mornhinweg.

Zetsche ha subrayado el “clima abierto y de diálogo” de España a la firma alemana y ha asegurado que están “muy orgullosos” de la planta de Mercedes de Vitoria, de la que ha asegurado que tiene un “venturoso futuro”, como demuestran los 190 millones de euros que ha invertido Daimler en la modernización de la fábrica para la fabricación del nuevo modelo clase V.

“No nos hemos limitado a modernizar y remodelar las líneas de carrocería, pintura y montaje, sino que hemos optimizado el área de logística”, ha subrayado, para afirmar que se trata de la mayor inversión realizada en los últimos años en una planta de furgonetas.

En los últimos años, Daimler AG ha puesto en práctica una serie de medidas para la adecuación de las instalaciones de Vitoria, acondicionando la planta para la siguiente generación de furgonetas medianas. En marzo de este año, comenzó la producción del nuevo monovolumen Mercedes Benz Clase V, y en otoño se comenzará a fabricar la nueva Mercedes-Benz Vito, el modelo “puntero” para clientes comerciales.

En este sentido, Zetsche ha afirmado que esto es una muestra de que la firma tiene “grandes planes” para esta fábrica y ha mostrado su disposición a “asegurar los puestos de trabajo para los próximos años” en la planta alavesa.

Furgonetas

Mornhingweg, por su parte, ha puesto en valor el papel de la fábrica de Vitoria como “centro de competencia y de referencia” para las furgonetas medianas de la firma y ha asegurado que con la producción del nuevo Clase V, “elevamos el segmento de los monovolúmenes a un nivel totalmente nuevo”. “Quien quiera fabricar vehículos de primera, necesita un equipo de primera y nosotros los tenemos aquí en Vitoria”, ha subrayado.

Según ha explicado, el nuevo Mercedes-Benz Clase V combina la funcionalidad de una furgoneta con el 'confort' y estilo de una berlina con una capacidad para ocho personas. Se trata del modelo más espaciosos de la empresa alemana en su segmento. Tras su lanzamiento en el mercado alemán a finales de mayo, también se podrá adquirir a partir de junio en el resto de países europeos.

En el acto de este martes, el Rey ha descubierto una placa conmemorativa de su visita y ha recorrido la cadena de montaje. También han estado presentes en la presentación el director general de la planta de Mercedes-Benz Vitoria, Emilio Titos, la consejera de Industria del Gobierno vasco, Arantza Tapia, el diputado general de Álava, Javier de Andrés, y el alcalde de la ciudad, Javier Maroto.

La fábrica de Vitoria cuenta con una plantilla actual de 3.500 personas, a las que se suman los alrededor de 13.000 puestos de trabajo de proveedores que dependen directamente de esta planta. Ubicada en Álava, celebra este año su 60 aniversario como planta automotriz. El primer vehículo salió de las líneas de producción en 1954 y fue en 1981 cuando Daimler-Benz AG tomó el control del centro. En la actualidad se producen anualmente alrededor de 75.000 furgonetas que son exportadas por todo el mundo.