El volumen de empleo del sector se situó en más de 131.000 personas

Los concesionarios cierran cinco años de pérdida de empleo

La facturación de las redes de venta creció un 10% el año pasado

Consideran que 2014 será la consolidación de la recuperación

Jaume Roura, presidente de Faconauto
Jaume Roura, presidente de Faconauto

Nuevos aires corren por las redes de concesionarios españoles, mucho más optimistas. Y es que, según datos facilitados ayer por el presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Jaume Roura, el sector de la distribución de automóviles cerró el pasado ejercicio un período de cinco años consecutivos de caída de empleo.
El año pasado, las redes de venta crearon más de 900 puestos de trabajo frente a los 50.000 empleos que se perdieron en los cinco años anteriores por el cierre y la reestructuración de la distribución en España, según destacó Roura en el XXIII Congreso de Faconauto. Roura afirmó que el volumen de empleo del sector se situó en más de 131.000 personas al cierre del pasado ejercicio.
El presidente de Faconauto señaló que 2014 será el año de la consolidación de la recuperación del automóvil. Destacó que un elemento fundamental para continuar con la creación de empleo es el Plan PIVE puesto en marcha por el Gobierno, al que pidió que se mantenga este programa de incentivo a la compra de coches en el conjunto de 2014. Según fuentes del sector, ya se han producido 141.000 reservas a costa del plan actual, lo que supone que ya se han consumido el 78% de los fondos.
Este plan, según el presidente, ha servido para que los concesionarios españoles obtuvieran una facturación al cierre de 2013 de 24.461 millones de euros, es decir, un 10% que lo ingresado en 2012.
A pesar del aumento de los ingresos, la rentabilidad de los puntos de venta de coches en España cerró el pasado año con una cifra negativa del 0,7%. La previsión, en función de los datos del primer trimestre del año, es que se vuelva a los ‘números negros’ al cierre del ejercicio.
El presidente de Faconauto afirmó aemás que la tendencia positiva a la que está asistiendo el sector del automóvil le ha llevado a aumentar sus previsiones iniciales de ventas para el presente ejercicio, que pasa de 800.000 unidades a 840.000 unidades al cierre del año actual.Señaló, sin embargo, que estos volúmenes todavía están lejos de lo que corresponde al mercado español.