La City

Ladrones de información

Más de la mitad de los trabajadores despedidos se lleva información confidencial o sensible de su empresa, según un estudio elaborado por la consultora Lukkap. Bases de datos de clientes, presentaciones, propuestas, planes estratégicos e información sobre un producto específico figuran entre los datos que desaparecen con mayor frecuencia tras un despido. Según el informe, dos de cada tres empleados que se lleva información tras dejar la empresa lo hace respecto a sus creaciones por sentimiento de propiedad, mientras que tres de cada cuatro piensa que puede serle útil en su próximo puesto de trabajo. El estudio constata que un tercio de los trabajadores no conoce las políticas de la empresa sobre protección de datos, aunque casi seis de cada diez sabe lo que es información confidencial.