Motor

Porsche quiere situar su museo en el mapa cultural

El equipo del complejo organizará visitas guiadas de una hora

Incluirán un paseo por el taller, una zona que normalmente no está abierta al público

Algunos de los modelos expuestos en el museo Porsche, en Stuttgart.
Algunos de los modelos expuestos en el museo Porsche, en Stuttgart.

Porsche, siguiendo el ejemplo de las marcas más distinguidas del mundo del automóvil (Ferrari es el ejemplo más evidente), tiene un museo dedicado a sus modelos más emblemáticos. Y no escatima en acciones dirigidas a promocionarlo y situarlo en la agenda cultural europea. El equipo del complejo organizará visitas guiadas de una hora que incluirán un paseo por el taller, una zona que normalmente no está abierta al público. Para los visitantes más jóvenes, de entre ocho y 12 años, el museo ha preparado un programa especial: los niños verán el trabajo de un restaurador y podrán hacer juntos su propio pequeño museo. Estas dos horas de actividad se realizarán dos veces al día, a las 10.00 de la mañana y a las 14.00 de la tarde.

Quienes acudan al museo podrán disfrutar también de una exhibición poco común de algunos de los modelos más emblemáticos de la marca alemana, en este caso organizada por particulares. Desde las 10 de la mañana nueve clubes Porsche presentarán un vehículo cada uno en la explanada del museo.

El museo Porsche abrió sus puertas en 2009. Que la apuesta de la compañía era fuerte se vio en el propio diseño del edificio, obra del prestigioso estudio vienés Delugan Meissl. El complejo exhibe más de 80 vehículos, así como una serie de complementos (motores, prototipos, estudios...) a través de los cuáles se repasan los más de ochenta años de vida de una enseña consagrada a la velocidad y la tecnología más puntera.