Sube un escalón y queda con perspectiva estable

Fitch eleva el rating de Repsol tras la venta de los bonos argentinos

El presidente de Repsol, Antonio Brufau. EFEArchivo
El presidente de Repsol, Antonio Brufau. EFE/Archivo EFE

La agencia de medición de riesgo Fitch ha elevado un escalón la calificación crediticia de Repsol a largo plazo de BBB- a BBB con perspectiva estable, después de que la compañía haya vendido la práctica totalidad de los bonos argentinos que recibió en compensación de la expropiación de YPF.

En total, Repsol ha recibido por los bonos más de 4.800 millones de dólares, a los que habría que sumar los 1.225 millones de dólares obtenidos con la venta del 11,8 % de YPF, donde mantiene una participación residual inferior al 0,4 %.

Fitch basa la mejora de la calificación en que dichos ingresos superan las cifras que la propia agencia había establecido para revisar el riesgo de Repsol, a la que ahora otorga un “aprobado” y aleja del bono basura.

La agencia añade que la elevación de la calificación de Repsol a BBB+ dependerá de si los fondos obtenidos son destinados a nuevas inversiones, compras o reducir deuda y apuesta porque la compañía los dedique a reforzar su negocio de upstream (exploración y producción) para devolverlo a los niveles previos a la expropiación.

Así, la perspectiva positiva refleja la expectativa de que Repsol mejorará su negocio de upstream con la finalización de proyectos clave en los dos próximos años, al tiempo que mantendrá una elevada eficiencia operativa.