Las milicias de Slaviansk rebajan la tensión

Prorrusos liberan a los inspectores europeos retenidos en Ucrania

Un enviado de Vladimir Putin habla de 12 personas liberadas de un total de 40 secuestrados

El líder de los observadores de la OSCE, Axel Schneider (derecha), junto a otro observador sin identificar tras ser liberado por los separatistas prorrusos en el este de Ucrania.
El líder de los observadores de la OSCE, Axel Schneider (derecha), junto a otro observador sin identificar tras ser liberado por los separatistas prorrusos en el este de Ucrania.

Los seis inspectores militares europeos y su intérprete, secuestrados hace una semana por las milicias prorrusas de Slaviansk, cabecera de la sublevación contra Kiev, en el este de Ucrania, han sido liberados hoy. Así lo ha anunciado Vladímir Lukín, enviado especial del presidente ruso, Vladímir Putin, junto al edificio del Ayuntamiento en Slaviansk.

“No han sido intercambiados por nadie. Ha sido un acto voluntario y humanitario. Estamos muy agradecidos al jefe de la ciudad”, dijo Lukín, en alusión al autoproclamado alcalde de Slaviansk, Viacheslav Ponomariov.

Lukín, quien cifró en doce los liberados por los insurgentes, expresó su esperanza de que la liberación sea el primer paso para la pacificación de la situación en la zona.

“Nos gustaría que esto fuera seguido por otros actos humanitarios, en particular, el cese de los enfrentamientos y que las partes se sienten en la mesa de negociaciones”, destacó.

Posteriormente, un portavoz del mediador ruso aseguró que los inspectores se encuentran bien de salud y que ya han sido trasladados a Donetsk, la capital regional, desde cuyo aeropuerto podrán abandonar el país.

Lukín fue el encargado de acompañar a los inspectores y supervisar su entrega al secretario general del Consejo de Europa, Thorbjørn Jagland.

“Jagland y Lukín acordaron viajar juntos a Slaviansk en una misión de derechos humanos para liberar a los inspectores militares”, informó un portavoz del Consejo.

Kiev, que cifra en más de 40 los secuestros por los prorrusos en Slaviansk, informó de que la liberación había sido posible gracias a los esfuerzos de Ucrania, la OSCE y Rusia.

Ponomariov, quien había adelantado hoy que pondría en libertad a los inspectores retenidos en Slaviansk, localidad contra la que Kiev lanzó en la madrugada del viernes una operación antiterrorista, aseguró que los rehenes no habían corrido peligro.

“Los hemos liberado. Los hemos entregado en uno de los puestos de control del bando enemigo. Hemos hecho todo lo que dependía de nosotros para garantizar su seguridad”, dijo.

Los insurgentes prorrusos acusaban a los inspectores (tres alemanes, un polaco, un danés y un checo, además de un intérprete alemán) de espiar para la OTAN.

Esta semana Putin criticó a los inspectores militares por no coordinar su llegada a la región minera de Donetsk con los insurgentes prorrusos, que controlan varios edificios gubernamentales.

Hasta hoy los insurgentes sólo habían puesto en libertad a uno de los inspectores, el sueco Thomas Johansson, por motivos de salud y por el hecho de que su país no es miembro de la OTAN.

Occidente había instado a Rusia a ejercer su influencia sobre las milicias prorrusas para que liberen a los secuestrados, a lo que Moscú ha respondido que su ascendencia sobre los insurgentes es mucho menor de lo que se cree.

Los inspectores no pertenecen a la OSCE, pero viajaron a Ucrania bajo el amparo de esa organización, que es la encargada de supervisar la aplicación de los Acuerdos de Ginebra.

Según las autoridades, los milicianos prorrusos mantienen secuestrados en Slaviansk a varios militares ucranianos y a varios periodistas.