Solo el mercado de Londres permaneció abierto en Europa

El bono marca nuevo récord en el 3% en una jornada de mínima negociación

Un corredor de bolsa observa las noticias sobre los acontecimientos en Crimea en la bolsa de Fráncfort (Alemania).
Un corredor de bolsa observa las noticias sobre los acontecimientos en Crimea en la bolsa de Fráncfort (Alemania). EFE

Las Bolsas europeas se toman hoy un descanso por la festividad del Trabajo, una breve parada que muchos inversores aprovecharon ayer para cerrar posiciones de cara al largo fin de semana y a pesar de que mañana, la actividad volverá a las Bolsas del Viejo Continente.

En Europa solo permaneció abierto el mercado de Londres, donde el Ftse cerró con un alza del 0,43%, liderado por la subida del 5,5% de Lloyds, en el día en que presentó sus resultados trimestrales. Y ha sido la negociación de los mercados anglosajones, con Wall Street también operativo en la jornada de hoy, la que ha permitido al bono español marcar una nuevo mínimo histórico en su rentabilidad en el 3%, batiendo el 3,005% del mínimo anterior de 2005. El bono deberá revalidar este récord, logrado con una mínima negociación, en la jornada de mañana, ya con los mercados europeos a pleno rendimiento. 

Ayer, la Bolsa española cerró prácticamente en tablas una jornada que llegó cargada de una batería de datos macroeconómicos -se conocieron el PIB y el IPC adelantado- y en la que, tal y como se conocía desde hacia unos días, el Gobierno hizo una revisión de su cuadro macroeconómico en el que entre otros aspectos, destaca la prevision de creación de 600.000 empleos en los próximos dos años.

"Los resultados empresariales y los movimientos corporativos se están constituyendo como un gran catalizador esta semana, y están permitiendo que la atención se disipe de los acontecimientos relativos al conflicto entre Rusia y Ucrania, algo sin duda positivo", explica Daniel Pingarrón, estratega de inversión de IG. Sin embargo, el experto recuerda que no hay que bajar la guardia ya que "el potencial de caída de las Bolsas a corto plazo está intacto. En cualquier momento pueden volver a girar su mirada hacia Ucrania, con un claro descenso de las expectativas de que el BCE emprenda un QE, y una economía americana que crece por debajo de lo previsto mientras continúan los recortes de los estímulos".

Ayer, hubo comunicado de la Fed y habrá que esperar al viernes para ver la reacción de las acciones europeas. Además, la sesión del viernes contará con datos macroeconómicos importantes al otro lado del Atlántico ya que se conocerá la creación de empleo en EE UU durante el mes de abril.

Ayer, la Fed anunció una nueva reducción de 10.000 millones de dólares en su programa de compra mensual de bonos, la cuarta consecutiva desde que a finales de 2013 inició la retirada del estímulo, y señaló en su comunicado que la decisión fue unánime porque la economía “ha repuntado recientemente” tras “la aguda ralentización durante el invierno”.

El comunicado de la Rerserva Federal dio alas a las Bolsas y permitió al Dow Jones marcar un nuevo máximo anual. Precisamente, este optimismo que se vivió ayer en Wall Street ha permitido a las Bolsas asiaticas cerrar al alza: el Nikkei ha subido un 0,4%.