Pequeños despachos

20 años especializados en el medio ambiente

Pilar Martínez Abogados, de la tradición a la modernidad

Pilar Martínez.
Pilar Martínez.

Dice el psiquiatra y escritor portugués António Lobo Antunes que “quizá la elegancia es la forma suprema del coraje o el coraje [que según la Real Academia Española es esfuerzo del ánimo] la forma suprema de la elegancia”. Pilar Martínez puede vestirse perfectamente en la definición. Una abogada que sin perder frescura sublima la corrección y mantiene un modelo de ejercicio profesional que se basa “en valores tradicionales de la abogacía, como la ética profesional, el respeto a la parte contraria o la cercanía y lealtad al cliente y el seguimiento constante de su caso”, sin por ello renunciar a “una aplicación generalizada de las nuevas tecnologías, imprescindibles en la abogacía actual”. Letrada “vocacional”, abrió su despacho en Madrid hace ahora 20 años, ejerciendo también una temporada en Asturias, de donde aún hoy proceden muchos clientes. En la actualidad, Pilar Martínez Abogados ejerce en toda España bien directamente o en “alianza estratégica” con otra firmas “de plena confianza”.

Martínez se ha especializado –o como dice ella, “me han especializado los casos de mis clientes”– en Derecho medioambiental y urbanístico, aunque mantiene la letrada que “es el Derecho civil y su profundo conocimiento el que sostiene una buena práctica profesional”. Materias complejas en las que ha conseguido destacados éxitos en defensa de intereses colectivos. A pesar de estos logros, se queja la abogada de la “inseguridad jurídica” que se sufre por la “diversidad de normas, en muchas ocasiones ambiguas cuando no contradictorias entre sí, que proceden múltiples órganos de gobierno, desde locales a europeos”. Constata también que determinadas regulaciones “obstaculizan el progreso y el desarrollo económico”, aunque su redacción fuera bien intencionada.

Exhibiendo natural estilo, no se deja arrastrar por las modas del momento. No le convence la mediación, al menos en el estado de efervescencia de la fórmula que chispea en el sector legal. “Creo que la mejor garantía del justiciable es estar en manos de un juez independiente que solo atienda a la ley”, asegura. “No hay que renunciar a lo que siempre hemos hecho los abogados: buscar lo mejor para nuestros clientes y una solución sin llegar a los tribunales”, aclara.

Tampoco sigue Pilar Martínez la moda en cuanto a las nuevas formas de acceso a la profesión. “En este despacho tenemos el orgullo de tener un abogado en formación. Creo que la pasantía en el sentido que tradicionalmente le hemos dado es la mejor manera de aprender a ser un buen abogado, de conocer los valores de la profesión y respetar su deontología”.

En lo que se suma al casi unánime sentir en la abogacía es en un rotundo rechazo a la Ley de Tasas. “No solo limitará el acceso a la justicia, que es un hecho indiscutible, es que además lo pagaremos caro con el empobrecimiento de la jurisprudencia del Tribunal Supremo, que cumple un papel fundamental, teniendo en cuenta la pobre calidad legislativa de muchas normas”.

Una abogada “de cercanía, de estrados, de conocer y de estar” que cree firmemente en las tecnologías de la información –es especialista en Derecho de la Información y Nuevas Tecnologías por Esade– como herramientas “imprescindibles para que los formatos pequeños de despacho puedan estar al lado de sus clientes. Sabemos que ese valor es muy importante para ellos”. Nos despide la letrada manteniendo esa elegancia que le hace desconfiar de que “cualquier cosa sea una boutique, aunque sea legal”.

Pilar Martínez Abogados

Estructura: una socia y diez abogados.

Año de fundación: 1994.

Especialidades: Derecho civil, Derecho mediambiental, Derecho urbanístico.

Dirección: calle de Alcalá, 121, 5o. Madrid. Teléfono: 914 317 888. Fax: 914 317 768. 

www.pilarmartinez.com