Descartan solicitar su baja del partido

Dimiten 9 miembros de la Ejecutiva del PSC de Gerona favorables al derecho a decidir

GRA070. BARCELONA, 22042014.- El presidente de la Generalitat, Artur Mas, a su llegada a la reunión de su Govern, celebrada hoy en el Palau de la Generalitat. EFEToni Garriga
GRA070. BARCELONA, 22/04/2014.- El presidente de la Generalitat, Artur Mas, a su llegada a la reunión de su Govern, celebrada hoy en el Palau de la Generalitat. EFE/Toni Garriga EFE

Los dos portavoces de los disidentes del PSC en Gerona han explicado que renuncian --aunque no se dan de baja del PSC-- porque “no tiene sentido que el partido no construya una alternativa de izquierdas”. Además, consideran necesario que el PSC sepa convertirse en partido mayoritario en Cataluña, y los nueve apoyan el derecho a decidir.

La Ejecutiva se formó en 2012: desde entonces la han dejado 18 de las 33 personas que la conformaban --nueve este martes y otros nueve en los últimos meses--, por lo que los que acaban de renunciar ven indispensable un congreso extraordinario del partido en Gerona porque ya faltan más del 50% de miembros de la Ejecutiva, que lidera Juli Fernández como primer secretario, y que tiene a Joaquim Nadal como presidente.

Además de Pia Bosch y Manel Nadal, han renunciado Jordi Figueras, Jesús Marimon, Maria Quer, Joan Bernat, Esteve Maurell, Ruth Rosique y Pere Garcia; los nueve que dimitieron en los últimos meses son Ignasi Thió, Núria López, Magda Casamitjana, Glòria Plana, Carles Casals, José Antonio Donaire, Joan Trias, Elisenda Pérez y Xavier Jonama.

La hasta ahora secretaria de Acción Política del PSC de Gerona y líder en el Ayuntamiento gerundense, Pia Bosch, ha argumentado que han decidido renunciar como un revulsivo para frenar “la deriva del PSC en la provincia de Gerona”, problema que ha extendido a todo el PSC.

Ha lamentado que el partido ha pasado “de ser formación esponja a un grupo político impermeable”, porque las decisiones sólo las toma un núcleo pequeño.

La dirigente socialista --que fue delegada del Govern en Girona durante el tripartito-- ha definido a la dirección provincial del PSC como una cúpula “no legítima ni eficaz” y sin voluntad de incidir en todo el ámbito catalán.

Bosch ha concluido que la deriva que detectan en el PSC aleja al propio partido de sus principios iniciales, aunque ha mostrado la intención de reconvertir el partido en una formación “de izquierdas y catalanista”.

Ha avanzado que, de momentos, los nueve dimitidos no saldrán del partido, pero no ha aclarado si presentarán una candidatura en el congreso extraordinario que han pedido y que, según ella, debe hacerse tal como indican los estatutos del partido.

Coherencia PSC-PSOE

El hasta ahora secretario de Ciudadanía y Sociedad de la Ejecutiva, Manel Nadal, ha asegurado que el PSC “debe vincularse a los movimientos sociales e incorporar gente que defienda el progreso nacional de Catalunya”.

El también exsecretario de infraestructuras del Govern tripartito --y hermano del exconseller Joaquim Nadal-- considera que un conjunto de la población “no sabe a quién votar como partido de izquierdas”, y que el PSC debe convertirse en esta formación.

Además, ve necesario “que haya coherencia de voto entre el PSC y el PSOE”, y ha añadido que dentro de la sociedad catalana puede existir un proyecto mayoritario socialista.