Paros en siete de las diez fábricas de la fabricante Yuan Yuan

40.000 chinos en huelga paralizan la producción de Nike, Adidas y Reebok

Zapatillas Nike en el escaparate de una tienda.
Zapatillas Nike en el escaparate de una tienda.

Una masiva protesta de trabajadores de la empresa Yu Yuan, líder mundial de fabricación de zapatillas deportivas, ha paralizado la producción de esta firma en siete de sus diez plantas ubicadas en la ciudad sureña de Dongguan, conocida como “la fábrica de China”.

Según publica hoy la prensa estatal, hasta 40.000 trabajadores de Yu Yuan, que fabrica zapatos para marcas como Nike, Adidas, Timberland, Reebok, Asics o New Balance, entre otras, se han sumado a la protesta que comenzó a principios de semana con millares de empleados y continuó hasta hoy con decenas de miles.

Los trabajadores denuncian que la compañía no está cumpliendo con las garantías fundamentales del trabajador al pagar “cuantías muy bajas” de las pensiones, el seguro médico, los subsidios a la vivienda o indemnizaciones por lesiones.

En diversas fotografías que han circulado extensamente por internet, se puede ver a miles de ciudadanos con pancartas en la que se lee: “¡Paguen nuestra seguridad social y los fondos para la vivienda!”.

Una veintena de empleados fueron detenidos esta semana y otros que sujetaban pancartas fueron golpeados, según afirmaron diversos huelguistas a diarios como el independiente “South China Morning Post”.

No obstante, el periódico oficial “Global Times” -que también se hace eco del caso- asegura, citando a un fuente oficial, que “no ha habido violencia hasta ahora”.

Un portavoz de la compañía ha anunciado que la firma “mejorará las condiciones” de la plantilla, y que se están estudiando todas las reclamaciones.

El malestar entre los trabajadores estalló a principios de abril, después de que un ex empleado, que había trabajado 18 años en la firma, alegara que no recibió su pensión completa.

Entonces, los manifestantes volvieron al trabajo después de que la empresa les prometiera atender sus demandas, pero volvieron esta semana a la calle ante la falta de respuesta.

La huelga es un ejemplo más de la nueva oleada de luchas obreras que se están produciendo en China, especialmente en la provincia sureña de Cantón, donde se encuentra Dongguan, y en otras áreas más desarrolladas del país, según sostienen organizaciones en defensa de los trabajadores.

Según las investigaciones de la ONG “China Labour Bulletin”, las huelgas han aumentado casi un tercio en el primer trimestre de 2014 respecto al año anterior, si bien advierten de que las autoridades cada vez responden “con mayor dureza” a estas manifestaciones.

Según sus datos, las intervenciones policiales y los arrestos en ese periodo se han cuadruplicado.

Ésta no es la primera vez que trabajadores de Yu Yuan se manifiestan en China. En 2011, unos 7.000 empleados comenzaron una huelga contra los despidos y los recortes salariales.