Reconocen que el veto de España ralentizaría todo el proceso

Los asesores de Mas ven factible una Cataluña independiente en la UE

El presidente del Consejo Asesor para la Transición Nacional, Carles Viver Pi-Sunyer, ayer en Barcelona.
El presidente del Consejo Asesor para la Transición Nacional, Carles Viver Pi-Sunyer, ayer en Barcelona.

Pese a ello advirtió de las consecuencias que podría tener un veto del Gobierno central, que dificultaría la anexión, aunque no la acabaría impidiendo. De hecho, el Gobierno de Mariano Rajoy insiste en que una Cataluña independiente quedaría fuera automáticamente de la UE.

En rueda de prensa este lunes en la Generalitat junto al conseller de Presidencia, Francesc Homs, Viver ha pronosticado que “los argumentos jurídicos pasarán a un segundo plano porque es un problema esencialmente político y económico”.

El CATN (órgano que asesora al Gobierno de Cataluña en el proceso soberanista) entregó al Gobierno catalán un informe sobre la relación entre la UE y una Cataluña independiente, donde prevé cuatro escenarios: permanencia en la UE; adhesión por la vía rápida; ingreso por la vía ordinaria; o una exclusión, bien por falta de voluntad de las instituciones europeas, bien por veto de algún Estado.

Según Viver, el “único problema serio” al que podría enfrentarse a Cataluña sería que un Estado miembro de la UE vetase su incorporación a la UE, algo que podría suceder. Pero es optimista: “La fuerza de un veto no es tanta como la fuerza -de Cataluña- de querer pertenecer” a la UE, y si la incorporación de Catalunña a la Unión fuese imposible, siempre se podrían suscribir acuerdos bilaterales, que no requieren unanimidad de los Estados miembros.

Otras alternativas podrían ser solicitar el ingreso de Cataluña a la Asociación Europea de Libre Comercio (Efta), donde participan Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza; al Espacio Económico Europeo (Eee), y también al espacio Schengen.

Para Carles Viver, la exclusión de Cataluña de la UE iría en contra de su propio objetivo principal: “Integrar el mayor número de Estados europeos situados en territorio europeo, y que comparten los principios fundacionales”.

“No residiremos en la isla de Robinsoe Crusoe”

El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, señaló ayer que el informe del Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN) sobre el futuro de una Cataluña independiente en la UE prueba que un Estado catalán nunca sería “la isla de Robinson Crusoe” como aseguró el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

“Es evidente, y esta es la primera conclusión, que ni divagaremos por el espacio ni nos quedaríamos residiendo en la isla de Robinson Crusoe”, ha asegurado el también consejero de Presidencia en rueda de prensa desde la Generalitat junto al presidente del CATN, Carles Viver i Pi-Sunyer.

Según Homs, el Gobierno central debería tomar nota de la manera de trabajar del CATN: “Nos gustaría un poco más de rigor y un poco menos de propaganda”, señaló.