Entrevista con Paloma O'Shea

“Todos los ministros prometen ley de mecenazgo, y luego nada”

Paloma O'Shea con Al Khamis-Kanoo, el mes pasado en Abu Dhabi.
Paloma O'Shea con Al Khamis-Kanoo, el mes pasado en Abu Dhabi.

La presidenta de la Fundación Albéniz y de la Escuela de Música Reina Sofía, Paloma O’Shea, también sufre los recortes motivados por la crisis. Las ayudas públicas que reciben sus proyectos, algunas de las instituciones musicales más importantes del mundo, han pasado de suponer un 14% de su presupuesto anual a un 4%.

O’Shea lamenta la falta de apoyo institucional, pero busca alternativas: el mes pasado estuvo en Abu Dhabi, donde se realizó esta entrevista, participando en un foro sobre Diplomacia Cultural dentro del Abu Dhabi Festival, que organiza la señora Hoda Al Khamis Kanoo.

Pregunta. ¿Diplomacia cultural?

Respuesta. Sí, la cultura tiene mucho que aportar al acercamiento y entendimiento de las naciones. La Escuela Reina Sofía es un lugar de encuentro de pueblos, culturas y personas. Nuestros alumnos y profesores provienen de todo el mundo, hacemos un gran esfuerzo de internacionalización para que las empresas y las instituciones de esos países se impliquen dando becas a sus jóvenes.

P. ¿Con qué resultado?

R. Magnífico. Se han incorporado la Fundación Santo Domingo de Colombia, la Fundación Corpartes de Chile, Hyundai de Corea del Sur. En España hemos renovado con E.ON y con Fundación Mutua Madrileña y se han sumado a la tarea mecenas nuevos, como la Fundación Silos o la Fundación Mahou.

P. Rodeados como estamos, aquí en Abu Dhabi, de rascacielos y hoteles de lujo, ¿cree que el acceso al arte de nivel, a la belleza, es exclusivo?

R. No tiene por qué. Lo importante es la excelencia, no la exclusividad. Me parece fenomenal cómo están haciendo aquí las cosas con la educación y el arte, trayendo lo mejor del mundo y, al mismo tiempo, conservando sus tradiciones propias. Deberíamos copiarles. Abu Dhabi es un país con futuro.

P. Trasladando la cuestión a España, ¿cree que en España una persona con aptitudies naturales para la música puede abrirse camino?

R. En España ha subido mucho el nivel musical y, al menos en la Escuela que yo fundé, la persona que tenga talento no tiene problemas para abrirse camino, aunque carezca de medios. Y hay otros muchos sitios en nuestro país en los que esto también es posible.

P. ¿Cree que debería desarrollarse más en España la colaboración público privada en el ámbito de la cultura, la ley de mecenazgo...?

R. Desde luego. Todos los ministros de cultura de la democracia han prometido esta ley, y luego, nada. Ojalá ahora sea que sí.

P. En los colegios alemanes la asignatura de música es tan importante como la de matemáticas...

R. En Alemania, en Inglaterra, en Francia…

P. En Madrid hace unas semanas se manifestaron profesores de música por temor a que su asignatura quede aún más arrinconada.

R. Es una gran pena, sí.

P. Usted nació con esa aptitud especial para la música, a los cinco años aprendió solfeo, a los 15 ganó el primer premio de piano de Bilbao.

R. Bueno, desde el principio me gustó mucho, pero entonces la educación musical era más flexible, podías elegir al profesor que tú quisieras y había exámenes libres en los conservatorios, eso lo echo en falta. Perder esa vía en una disciplina tan peculiar como es la música ha sido una desgracia y ningún ministro me ha dado solución. Esa rigidez trae paradojas: el diploma de la Escuela Reina Sofía, por su prestigio, lo convalidan ahora en los principales centros del extranjero, pero en España, no.

P. Nació en un año difícil para España, en el inicio de la Guerra Civil, ¿cómo afectó a su educación el conflicto bélico?

R. Yo fui afortunada. Tuve una buena educación.

P. En la formación en sus escuelas ha tenido mucha importancia el sistema instaurado en España a finales del siglo XIX, la Institución Libre de Enseñanza, con la que acabó precisamente la Guerra Civil.

R. Sí, nos hemos fijado en la Institución Libre de Enseñanza. El profesor Vicente Cacho, que era quien mejor conocía la Institución, fue Vicepresidente de la Fundación Albéniz.

P. Recientemente ha fallecido una persona que hizo algo por cerrar las heridas de la Guerra Civil, Adolfo Suárez, ¿le conoció?

R. No. No tuve la suerte de tratarle, pero pienso que él y el Rey hicieron una transición fantástica, que es un ejemplo para el mundo.

P. ¿Cómo consigue convencer a grandes compañías para colaborar con sus instituciones?

R. Nosotros no pedimos, vendemos. Damos contrapartidas importantes, conciertos, comunicación, buena imagen…, eso las empresas lo valoran, incluso en tiempos de crisis. Hemos tenido recortes de las instituciones públicas, del 14% hemos pasado a un 4%, pero no de las empresas privadas, que están muy contentas con nosotros. Ofrecemos algo muy importante para nuestro país, pero las instituciones públicas, debido a la crisis, han rebajado mucho su aportación.

P. ¿Se va a manifestar en la Puerta del Sol?

R. (…)

P. Es broma. ¿Le cuesta más conectar con empresas españolas que extranjeras?

R. No. El esfuerzo es parecido.

P. ¿Podría llegar a algún acuerdo de colaboración con la fundación de la señora Kanoo?

R. Lo estamos hablando. Nos conocimos hace un año y nos hemos hecho buenas amigas. Lo que está haciendo en Abu Dhabi por la cultura y el arte, es muy importante. Yo aquí no veo más que inteligencia, claridad en los objetivos, trabajo... ¡y buen gusto!

P. La primera vez que se emocionó escuchando música fue con Rubinstein, ¿la última?

R. Aquí, oyendo a la Joven Orquesta de la Unión Europea. Escuchar a los jóvenes, con la preparación que ahora tienen y la intensidad que ponen, es una maravilla.

P. Usted fue a un concierto de los Beatles, en Londres.

R. Sí, en el Palladium, fue impresionante. Los Beatles siempre me han parecido geniales, siempre me han apasionado, soy fan de los Beatles.

P. ¿Le pareció bien a su familia que fuera a ver a los Beatles, no tenían mala imagen?

R. No, no, que va, que va...

P. ¿Conoció a alguno de sus miembros?

R. No, no, antes no podía pasar al backstage, como he hecho después…

P. ¿Le gustaría que alguno de sus nietos fuera estrella del rock, del pop...?

R.. Ser estrella de cualquier cosa buena es fantástico, ¿no?

P. No le he preguntado por su marido, Emilio Botín.

R. Ya.

P. ¿Le gustaría pasar más tiempo en casa, con sus nietos...?

R. Reúno a la familia siempre que puedo, creo que la unión de la familia es muy importante. Y me apasionan mis nietos.

P. ¿Qué música de fondo le pondría a la situación actual de la sociedad española?

R. Si el momento tiene todavía tristezas, desde luego no recomiendo escuchar a Mahler. Mejor, Mozart. Mozart siempre va bien.