Turismo en familia

Con padres viajeros, hijos contentos

El turismo no es solo cuestión de adultos. Aquí cinco planes en familia que agradan a grandes y a pequeños.

Con padres viajeros, hijos contentos

Las opciones para disfrutar en familia de unas merecidas vacaciones son muchas y variadas, pero casi siempre, los deseos de los padres quedan en un segundo plano para complacer los de los hijos. ¿Es posible viajar con niños y tener tiempo para uno mismo? ¿Se puede entretener a los más pequeños sin renunciar a planes para adultos? Es difícil no dejarse seducir por los encantos y comodidades del parque temático de turno, pero existen alternativas para que los mayores no desesperen de atracción en atracción.

Viajes de largo recorrido, explorando la sabana africana o el sudeste asiático. Escapadas por el interior de nuestro país, avistando fauna o durmiendo en un curioso hotel, o embarcarse en un crucero muy especial, son algunas de las propuestas a realizar cuando se desea viajar con niños sin morir en el intento. Las opciones son tantas que ya no hace falta dejar a los pequeños en tierra, el turismo familiar está de moda y las ofertas se multiplican.

La agencia Nuba, experta en grandes viajes, propone una guía para aquellos padres que no quieren renunciar a nada. Señalan que “lo primero debe ser organizar y planificar con tiempo”, aunque luego deban tomarse algunas decisiones de última hora. También animan a “no caer solamente en los paquetes todo incluido”, ya que resulta más interesante amoldar los planes a las necesidades de cada familia.

Un viaje creado por y para ella refleja un estilo de vida y su finalidad es el enriquecimiento personal, también la diversión y el descanso de todos. Además, crean complicidad entre los miembros.  Por ello, nunca está de más introducir a los pequeños en el turismo cultural, una opción más sencilla si se realiza a través de las visitas guiadas creadas de manera específica para niños, por ejemplo en los museos, y que pueden ser completadas con momentos puramente infantiles.

Si se lanza a viajar por el mundo pero en familia, es probable que los peques vivan una aventura increíble que no olvidarán en la vida. “Entornos nuevos donde conocerán otras civilizaciones, experiencias sorprendentes y amor por la naturaleza son algunas de las cosas que aporta embarcarse en un viaje ”, explican desde Nuba.

Al igual que los niños, los padres también necesitan su espacio. Conocer lugares que dispongan de sitios específicos para los pequeños puede ayudar a salvar un viaje. De esta forma, se otorgan a los adultos algunos momentos de libertad en solitario mientras los niños juegan y se divierten.
Eso sí, los desplazamientos pueden ser aburridos, especialmente en coche, y pocas cosas libran a un niño del cansancio de un traslado. Un buen surtido de juegos y actividades para que hagan en cada trayecto puede ayudar a hacerlo más llevadero.

Con padres viajeros, hijos contentos

Tanzania: naturaleza pura en la sabana africana

Poner rumbo a un destino lejano es la primera opción para cualquier viajero que se precie. Algunos sueñan con coger la mochila y recorrer el mundo, los más cómodos en hoteles de lujo, pero cuando la familia crece las posibilidades de realizar cualquiera de estas opciones se tornan tan lejanas como el susodicho destino. Sin embargo, aún quedan oportunidades de vivir una aventura y llevarse a los niños consigo.

La agencia Nuba presenta la opción de explorar la naturaleza en Tanzania. Para ello propone sobrevolar la sabana africana, ya sea en helicóptero o en globo, dormir al aire libre en tiendas de lujo, sintiendo la vida salvaje en estado puro y vivir sensaciones indescriptibles que los más pequeños no olvidarán. Además, también podrán observar chimpancés en los parques naturales de Mahale y Gome Stream, así como aproximarse a otras etnias en un encuentro con una tribu Masai. Para completar la experiencia, nada como un pequeño safari a pie, acompañados por un guía, por las reservas de Selous y Mikumi en el sur del país. Para más información: nuba.es.

Con padres viajeros, hijos contentos

Portugal: relax para todos los públicos a tiro de piedra

Portugal es una opción ideal para una escapada en familia. Para convertir el viaje en una estancia perfecta nada mejor que contar con todos los servicios necesarios para que los niños se diviertan mientras los adultos disfrutan de una estupenda comida o un baño relajados.

Esta es la opción del hotel Martinhal Beach Resort & Hotel, el primer cinco estrellas de la costa vicentina, en el extremo sureste de Portugal y próximo a la localidad de Sagres, en uno de los litorales costeros mejor conservados de toda Europa y también de los más desconocidos. Merece la pena explorar sus playas salvajes y casi desiertas, disfrutar de los días soleados con suaves temperaturas y pasear por frondosos bosques que terminan en sorprendentes acantilados.

El hotel ofrece numerosos servicios para asegurar la perfecta combinación entre el descanso de los mayores y el disfrute de toda la familia: cinco clubes infantiles, servicio de niñera, conserjería, rincones para que los niños jueguen o pinten, y actividades organizadas para los pequeños. Más información: martinhal.com.

Con padres viajeros, hijos contentos

Alicante: más que diversión en el valle del juguete

La Foia de Castalla es la comarca conocida también como el valle del juguete, debido a la cantidad de industria juguetera que se concentra en la zona.

En esta tierra nacieron algunas de las muñecas más vendidas en España y se fabrican la mayoría de los juegos infantiles que se comercializan actualmente en nuestro país. Además, cuenta con uno de los museos más curiosos, dedicado exclusivamente a los muñecos más populares de la infancia.
La comarca se encuentra al norte de Alicante, donde la localidad de Ibi actúa como epicentro y se ubica uno de los alojamientos más singulares de nuestro país: el Hotel del Juguete.

Se trata de un establecimiento de cuatro estrellas, cuyas habitaciones están tematizadas con los juguetes más famosos y tradicionales entre los niños, como por ejemplo Lego o Playmobil. Un hotel original y divertido desde el cual se puede descubrir la comarca, los diferentes museos y la gastronomía tradicional alicantina.

Con padres viajeros, hijos contentos

Desde Ibi, a pocos kilómetros se puede explorar el parque natural de la Serra de Mariola y pasear por algunos de los senderos aptos para todos los públicos. Para saber más: hoteldeljuguete.com.

Crucero: surcando los mares en la mejor compañía

La flota de barcos de Norwegian Cruises (www. ncl.eu) incluye una de las mejores opciones para pasar unas vacaciones en familia. La oferta consiste en barcos que realizan diversos itinerarios por Europa, Caribe o a través del Atlántico pero con una actividad diseñada para que los niños disfruten a bordo.

Para ello, acompañan a los pasajeros algunos de los dibujos animados más famosos de la televisión. También dispone de juegos y actividades para niños pero sin descuidar las opciones para los padres a base de bares, animación, restaurantes y visitas en las ciudades en las que atraca el barco. En estos cruceros es factible alojarse en habitaciones familiares e incluso villas con servicio de mayordomo.

Con padres viajeros, hijos contentos

Los niños podrán disfrutar de parque acuático, pared de escalada, bolera, camas elásticas… Los adultos seguramente preferirán el spa, el solárium y el gimnasio para tener unos instantes de relax.
La agencia Rumbo oferta este crucero con salidas el próximo otoño a partir de 465 euros por persona, con embarque en Barcelona y paradas en Nápoles, Livorno, Roma o Palma de Mallorca, entre otras. Más información disponible en rumbo.es.

Avistamiento de fauna para entender nuestro ecosistema

La Semana Santa es el mejor momento para observar algunas de las especies animales más típicas de nuestros ecosistemas. Este es el caso del lobo ibérico, que durante mucho tiempo se ha visto amenazado pero al que se puede seguir el rastro en la sierra de La Culebra (Zamora). Allí, en sus más de 65.000 hectáreas, está la mayor población de lobos de la península. En estos días es posible verle en total libertad en excursiones guiadas en las que se aprende a seguir a este animal entre los preciosos pinares.

Al sur, la sierra de Andújar (Jaén) nos invita a descubrir uno de nuestros emblemas nacionales: el lince ibérico. Al borde de la extinción y protegido desde 1966, se hacen enormes esfuerzos por recuperar a este felino. Uno de los proyectos más importantes de conservación se encuentra en la provincia de Jaén, donde está el mayor número de linces ibéricos que pueden ser visibles en excursiones guiadas con sigilo y mucho silencio. Toda una experiencia para amantes de la naturaleza.