Osram prevé un 66% de ventas de led en 2020

Tecnología punta para iluminar edificios, coches y cines

El director general de Osram España, Cristóbal Ripoll, en la sede de la firma en Tres Cantos (Madrid).
El director general de Osram España, Cristóbal Ripoll, en la sede de la firma en Tres Cantos (Madrid).

La empresa de iluminación de origen alemán Osram acaba de cumplir 100 años en España. La compañía, que cuenta con 80 empleados en el país, desarrolla sus actividades en 120 naciones del mundo, tiene 35.000 trabajadores e ingresó 5.288 millones de euros durante 2013. La firma es líder en los segmentos de automoción y proyección audiovisual, además de situarse como el segundo proveedor en iluminación general, en componentes de semiconductores ópticos y equipos de control. La marca Osram es un nombre compuesto por las dos primeras letras de osmio y las tres últimas de wolfram –wolframio en alemán–, también conocido como tungsteno. Estos eran los componentes necesarios para producir los filamentos de las bombillas.

En 2014, Osram empieza a fabricar Rollercoaster, una lámpara basada en tecnología Oled (diodo orgánico emisor de luz), que da una luz brillante y uniforme. Sus paneles de cristal luminoso tienen la particularidad de que emiten una luz débil, con función decorativa, por un lado, y otra más funcional, con fines de iluminación, por el otro. El fabricante prevé que la tecnología Oled será una opción muy demandada en el futuro ya que emite luz en toda su superficie, en contraposición a los led.

Cronología

1908
Aparece publicidad de Osram en la prensa española.

1914
La empresa abre en España con el nombre Fábrica de Lámparas de Filamento Metálico.

1921
Cambia de marca por Osram Fábrica de Lámparas.

1925
Lanza la bombilla Bilux para automóviles.

1926
La fábrica en España emplea a 500 personas.

1928
La firma amplía capital para renovar la maquinaria a nivel global.

1954
Osram lanza la bombilla XBO para cine.

1992
La compañía participa en la Expo de Sevilla y en los Juegos Olímpicos de Barcelona.

1993
Osram España pasa de la fabricación a la logística.

2011
La empresa adquiere las firmas Siteco, Traxon y Encelium.

Los avances tecnológicos han causado que las bombillas y las lámparas actuales estén basadas principalmente en el sistema led (diodo emisor de luz), que ha supuesto fuertes inversiones, mantiene la calidad de la iluminación y, a la vez, ahorra energía –hasta un 80% menos que una lámpara incandescente clásica–. El director general de Osram España, Cristóbal Ripoll, afirma que este ahorro “es muy importante tanto para el coste como para el medio ambiente”. Esta tecnología supone actualmente un 28% de sus ventas y pasará a un 66% en 2020. En España, “nuestra previsión es que el mercado de la iluminación crezca en los mercados que incorporen cada vez mayor grado tecnológico”, afirma Ripoll. La filial española, una de las primeras en llegar al centenario, ha iniciado el ejercicio fiscal 2014 “ligeramente mejor que nuestras expectativas originales”.

Entre los grandes proyectos que ha llevado a cabo Osram en los últimos años se encuentran los sistemas de iluminación de la Capilla Sixtina (con tecnología led), en el Vaticano; del metro de San Sebastián; de tres edificios del complejo Cuatro Torres Business Area, en Madrid, y de la Terminal 4 de Barajas (a través de la marca Siteco). Estas operaciones se han podido realizar con más facilidad desde que, en 2011, Osram se transformó a nivel global en “una compañía de soluciones completas de iluminación” con la adquisición de las empresas Siteco, Traxon y Encelium, según explica Ripoll.

Consumidores
En los últimos años, Osram España ha tenido que afrontar el impacto de la crisis económica. Pero mientras que su actividad para la industria de la exportación y para el automóvil “han resistido mejor la crisis y han presentado algunas oportunidades”, sus negocios relacionados con la construcción y el consumo han presentado peores datos.

En cuanto a la polémica generada por el precio de la electricidad, Ripoll señala que Osram trata de “mejorar esa factura de la luz a través del ahorro, gracias a nuestros productos innovadores, que pueden contribuir a mejorar la calidad de vida y el medio ambiente”. Ripoll considera que este tema “se tiene que resolver de forma equilibrada”.